Su tiempo vale oro

CDMX.- Belinda sabe cómo llamar la atención aún sin hablar.
La noche del miércoles, la cantante hizo una fugaz aparición en el desfile de modas para presentar una colección de zapatos con su nombre, en donde sólo saludó a las cámaras y al público por menos de un minuto y se fue.
La intérprete, a quien se le adjudicó una supuesta evasión fiscal, hizo esperar a los invitados por más de dos horas.
Y cuando llegó sólo se limitó a decir “Gracias”, y luego lanzó besos al aire.
Una de las modelos, quien portaba uno de sus diseños, le entregó un ramo de flores a lo que respondió con una sonrisa para luego dirigirse a un costado del escenario y desaparecer.
La cantante evadió a las cámaras para no hablar sobre las órdenes de aprehensión que ha girado la PGR en su contra y que hasta ahora no han sido aprobadas por un juez. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)