José Luis Adriano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MEXICO.- El ambiente en las oficinas mexicanas de Rappi, una startup que envía a domicilio los productos de distintas tiendas, es como el de las etapas tempranas de Facebook en “La red social”. Ahí, decenas de empleados teclean frenéticamente en sus computadoras para hacer de la empresa un gran centro comercial móvil diseñado para las ciudades de América Latina.

“Después de empezar en Colombia, elegimos México como un lugar súper estratégico, no solamente por su complejidad y los retos logísticos que tiene a nivel de infraestructura, sino por todo el tamaño de su mercado”, dijo Sebastian Mejía, cofundador de Rappi.

La densidad poblacional de la Ciudad de México y otras ciudades de América Latina es la clave del funcionamiento de Rappi, donde los repartidores se mueven en bicicletas y motos para entregar hasta tres pedidos por hora dentro de su zona. Por esta razón, los emprendedores pensaron en esta región antes que en Estados Unidos para continuar la expansión de su startup.

“En Latinoamérica el centro comercial no puede ser un ecommerce tradicional con distribución centralizada con camiones. Las ciudades son muy caóticas, el tráfico es muy complejo y no hay un infraestructura de envíos sólida como funciona en Estados Unidos o en Europa”.

En México, los pedidos de Rappi salen de cinco zonas de la Ciudad de México: Roma, Condesa, Santa Fe, Polanco y Del Valle. La meta de Mejía y sus colegas es acercarse al 70 por ciento de la población en cada ciudad en donde esté disponible el servicio.

Actualmente, la plantilla de Rappi está conformada por cientos de empleados en Colombia y México. Para mantener el ADN de startup, sus fundadores son cuidadosos al contratar nuevas personas.

“Una gran forma de mantener esa cultura es trayendo talento que entienda la visión de lo que queremos conseguir. Nosotros mismos dedicamos 30 por ciento de nuestro tiempo a contratar y lo seguimos haciendo”, dijo Mejía.

Nacida en Bogotá, Colombia, a mediados de 2015, Rappi llegó a México a finales del año. En sólo unos meses, la empresa ha crecido hasta tener más de 220 empleados y más de 300 Rappitenderos, como se conoce a los establecimientos que venden a través de su plataforma, misma que crecer 70 por ciento por mes.

Rappi
Disponible para web, iOS y Android