CIUDAD DE MÉXICO.- Con ocho discos de estudio, un Grammy Latino al Mejor Álbum Tradicional Tropical, por El Último Trago (2010), y una residencia en Miami, se podría pensar que Buika ya dio su salto al estrellato internacional.
Sin embargo, a sus 43 años, la cantante española asegura que cada día es una oportunidad para empezar y replantearse una nueva vida.
“Creo que soy una joven promesa y creo que empiezan las ganas de hacer rock and roll. Es ahora cuando empieza todo y debo tomar la decisión de si quiero ser artista o prefiero dedicarme a otra cosa”.
La cantante regresa a México para presentar Vivir sin Miedo, su más reciente producción discográfica, este 8 de abril en el Teatro Metropólitan. (Arturo Perea/Agencia Reforma)