Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 3-Jul .- La Policía Federal (PF) mantiene desplegados en Oaxaca y Chiapas a unos 6 mil elementos, listos para actuar en caso de que se dé la orden de retirar los bloqueos carreteros.
Fuentes de la Secretaría de Gobernación (Segob) indicaron que los efectivos pertenecen a las divisiones de Seguridad Regional, Fuerzas Federales y Gendarmería.
Indicaron que los agentes fueron enviados desde antes del ultimátum que emitió la Segob a la CNTE.
El Gobierno federal valora el envío de refuerzos a zonas de mayor conflicto.
Un mando de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) señaló que la PF está lista para comenzar a desactivar los bloqueos, en coordinación con las policías estatales.
No obstante, subrayó que están en un “compás de espera”, ante el diálogo en Gobernación y las determinaciones que tome la CNTE.
“Se ha agotado el tiempo; los bloqueos y las afectaciones a la ciudadanía deben terminar. Por ello, en breve se estarán tomando las decisiones para permitir el tránsito”, expresó Miguel Ángel Osorio Chong el pasado viernes.

‘No tenemos miedo’
Entrevistados en el plantón magisterial de La Ciudadela, maestros de la Coordinadora afirmaron no tener miedo ante posibles operativos de la PF.
Carlos Reyes Rojas, de la Sección 22 de Oaxaca, dijo que no le extraña el ultimátum, pues los gobiernos priistas no están acostumbrados a dialogar, sino a usar la fuerza, consideró.
Rosalba Ortiz López, también de la Sección 22, aseguró que la protesta magisterial no cederá.
“Que este señor (Osorio Chong) entienda que no vamos a ceder; vamos a seguir en la lucha, no le tenemos miedo a nadie”, afirmó.
Servando García, de la Sección 36, del Valle de México, sostuvo que se pretende realizar una masacre.
“Es una amenaza tremenda, están buscando la forma de desprestigiar al magisterio y buscando justificar una masacre que pretendan hacer”, consideró.