Sonia Bragra, de sex symbol a primera actriz

TORONTO, Canadá.- De estrella infantil a símbolo sexual… para luego transformarse en una primera e icónica actriz, la brasileña Sonia Braga ha aprendido a romper estigmas y a no quedarse en su zona de confort para crecer en todos los aspectos.
“Llegué a cansarme de los clichés, porque hice películas con muy poca ropa o sin ropa, escenas eróticas, y jamás me importó porque así es la vida: erótica, sexual, animal, amorosa, romántica. Es un conjunto de todo.
“Pero crecí en una sociedad con muchos prejuicios y las etiquetas nunca se fueron, hasta que comencé a hacer películas más dramáticas, hasta que empezaron a verme fuera de Brasil, en Hollywood, en Europa… ahí fue cuando ya me vieron como actriz”, señala Braga en entrevista.
Ex pareja de los músicos David Lee Roth y Caetano Veloso; de los directores y actores Robert Redford y Clint Eastwood, y ex esposa de Antonio Guerrero, la oriunda de Paraná, de 66 años, cuenta que fue su hermano quien le ayudó a abrirse paso en el mundo del espectáculo.
“Tengo un hermano que es gay (Helio), y fue quien me abrió el camino porque él fue a una audición para televisión en vivo y desde entonces, me vieron los productores y decidieron que yo me quedaba en otro programa.
“Hice muchos programas, telenovelas, y antes, Plaza Sésamo, un programa infantil en el que los actores nos volvimos amigos y muy hippies. Mi idea era ser una referencia femenina por mi trabajo, y creo que lo logré”.
Diva del cine brasileño gracias a títulos como Gabriela, Doña Flor y sus Dos Maridos y El Beso de la Mujer Araña, la estrella afirma que su trabajo ha sido satisfactorio, porque ha crecido sin pensar en complacer al público.
Además, ha podido personificar a mujeres totalmente distintas a las de sus anteriores filmes, como es el caso del papel que interpreta en Aquarius, filme estelar en la entrega de los Premios Platino del Cine Iberoamericano, que se entregarán este sábado en Madrid.
Braga está nominada en el rubro de Mejor Interpretación Femenina y el realizador Kleber Mendonça Filho en Mejor Dirección.
La cinta también busca el premio principal: Mejor Película Iberoamericana de Ficción.
“Me siento fascinada de saber que hicieron una película para mí y que es de las mejores historias que he hecho, porque el personaje de Clara es fabuloso”, destacó la actriz.
En Aquarius, Braga encarna a una artista visual retirada que entra en una batalla con los nuevos propietarios del edificio donde ella vive, quienes quieren desalojar a la gente para venderlo.
“Hago cine porque me fascina contar historias, tengo más de 60 años y los que pasamos de esta edad tenemos muchas historias por contar. Siempre he sido así, transgresora de ideas. He hecho lo que he querido, he acertado y me he equivocado, pero he sido feliz con eso”, concluyó. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)

ASÍ LO DIJO
“Soy muy feliz viviendo en Río, ahí tengo un apartamento y cuando puedo voy y compro yo misma mis víveres al mercado. La gente siempre me reconoce y eso me encanta”.
Sonia Braga, actriz.