Con una misa celebrada en la capilla de San Juan Pablo II, los alumnos de la carrera de Fisoterapia de la Universidad de Estudios Avanzados (UNEA), dieron gracias al Creador por terminar satisfactoriamente sus estudios profesionales.
Elegantemente vestidos y acompañados por sus padres y familiares más cercanos, los jóvenes fueron recibidos en el recinto sagrado por el ministro de la Iglesia, con la finalidad de que con entusiasmo ofrecieran su esfuerzo al Altísimo, para que les continúe brindando éxitos a lo largo de su profesión.
La homilía del sacerdote se enfocó en los diferentes aspectos que deben de tomar en cuenta como ejecutores de su carrera, ejerciendo con ética de principio a fin y aplicando sus conocimientos obtenidos durante su estancia en su centro de estudios.
Familiares y amigos más cercanos a los homenajeados, compartieron con ellos inolvidables momentos en la solemnidad, así como del festejo que en su honor fue llevado a cabo, cerrando con broche de oro, sus años de esfuerzo para convertirse en verdaderos expertos en la materia.
Sus allegados, manifestaron a los universitarios numerosas felicitaciones, regalándoles hermosos ramos de flores como muestra de su congratulación por este importante paso en su carrera profesional.