Silvia Guerra

Por más de 50 años, las bufandas se han considerado mayormente como accesorios femeninos, aún y cuando originalmente las bufandas de seda fueron diseñadas para proteger los cuellos de los pilotos, cuando se usaba volar sin la cubierta. Como el ser humano es muy ingenioso, pues ahora es solo cuestión del tipo de material, color y la manera de anudarlas, lo que les quita un poco de feminidad. Si nos vamos a la historia, en realidad las bufandas datan de una tradición masculina de hace más de 2,200 años, desde las antiguas dinastías chinas o los romanos.

En realidad, si nos ponemos a pensar, la mayor parte del calor corporal sale por la parte superior de nuestro cuerpo, así que en épocas de mucho frío, no hay nada más reconfortante que tener el cuello y pecho calientes. Esto lo puede lograr el uso de una bufanda.

Hay muchas formas en que un hombre puede portar una bufanda, haciéndolo ver arropado y perfectamente masculino. Comparto con ustedes una fotografía con un ejemplo, cortesía del Sr. Antonio Centeno de Real Men Real Style. Dependiendo del largo de la bufanda, es el tipo de nudo que es preferible utilizar para que se vea adecuado.

Las modas van y vienen, pero cuando hace frío nada lo hace irse, más que estar bien cubiertos; así que ¿por qué no aprender algunas cuantas formas de anudar las bufandas para este próximo invierno? De esa forma, los atuendos que porten, podrán verse mejor decorados con este sencillo accesorio tan unisex.

Si gustan aprender algunas técnicas de portar o anudar una bufanda de manera más masculina, pueden visitar la página http://www.realmenrealstyle.com/tie-a-scarf-chart/, en donde pueden ver más ampliamente la manera gráfica y sencilla de hacerlo.

Ponte a la moda este invierno.

El Poder de tu Imagen.

silvia@consultoriadeimagen.com.mx