CIUDAD DE MÉXICO.- Beto Cuevas le cumplió a sus fans mexicanos, literalmente, con todas las de La Ley.
Y es que en el concierto del viernes en El Plaza Condesa, el trío chileno hizo tal recorrido por sus grandes éxitos que no faltó clásico alguno en el repertorio. Esto, sin dejar de presentar varios cortes de su más reciente placa, Adaptación, la cual los ha llevado a una nueva gira internacional.
El grupo abrió con “El Borde”, y a partir de ahí, una cascada de éxitos, especialmente de los años 90, integraron el set.
Beto explicó que fue hace dos años, durante un concierto de Fobia justo en El Plaza Condesa, cuando se empezó a gestar el reencuentro del trío. Acto seguido, pidió darle una gran bienvenida al guitarrista de esa agrupación, Paco Huidobro, quien fungió como cereza en el pastel para tocar “Paraíso”.
El clímax se vivió cuando, al inicio de “Día Cero”, apareció sobre el escenario Leonardo de Lozanne, lo que de inmediato dividió el número de piropos y gritos de “papacito” entre ambos vocalistas. (Luis Carrillo/Agencia Reforma)