Son esposos ante Dios

La historia de amor sincero entre Daniel Pérez Yáñez y Samara Guadalupe Sandoval Raygoza, comenzó a tomar su forma durante una cena de Navidad. Él, frente a toda la familia de su novia, solicitó de la manera más romántica le concediera el honor de ser sus esposa luego de dos años y medio de noviazgo, despertando la sorpresa de los presentes.
La respuesta afirmativa a la petición se evidenció cuando, recientemente, arribaron al altar de la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, para cristalizar su sueño de amor y convertirse en marido y mujer.
El sacerdote dio la bienvenida al cortejo nupcial, encabezado por el novio en compañía de su mamá Martha Yáñez y detrás de él, sus padrinos de velación.
Al entrar la novia con sus padres, Benjamín Sandoval Díaz y Lupita Raygoza Campos, los presentes admiraron con alegría a la bella mujer que en unos instantes se uniría a la vida de su prometido.
Frente a Dios, se comprometieron a ser fieles, respetuosos con el ser amado, mediante los votos que pronunciaron mientras sostenían las manos uno del otro.

El detalle
Ya unidos en sagrado matrimonio, sus allegados brindaron por su eterna felicidad en la Quinta San Joaquín, lugar ideal para compartir una fecha tan especial rodeados de sus seres queridos.