“El amor humano que han venido a profesar, se convertirá en sacramento, un estilo de vida elegido, en el cual buscarán su santificación. El matrimonio como alianza exige paciencia, comprensión, amabilidad y respeto. Este amor franco que están iniciando, se vea fortalecido y sean capaces de vencer los embates de la vida matrimonial”.
Con este mensaje fueron recibidos Mariel Pérez Coronado y Daniel Martínez Oyanguren en su arribo al altar del templo de Nuestra Señora del Rosario, La Merced, quienes así fundaron su propia familia.
Con la presencia de sus padres, Juan Martínez Silva y Ana Luisa Oyanguren Mejía, por parte del novio, así como Salvador Pérez Guerrero y María Elena Coronado Velasco, la pareja se ubicó ante el altar del recinto para intercambiar sus votos.
El sacerdote solicitó a los padrinos de velación colocarse junto a los esposos, cada uno con una vela encendida. Ellos, les dijo, “velarán comprometidos por esta alianza con su palabra y ejemplo”.
Con esta hermosa ceremonia, Daniel y Mariel, lograron cumplimentar su sueños de ver sus vidas unidas y, como muestra de felicidad, sus allegados los acompañaron a festejar su boda en la Isla San Marcos, cuyo paisaje sirvió de marco para una tarde llena de romanticismo para los recién casados.