Son esposos

Erick y Silvia comparten sueño nupcial

Para cumplimentar su sueño de amor, Silvia Noirette Márquez Jiménez y Erick Joel Barrios Aragón, se hicieron presentes en el templo de San Antonio de Padua, donde recibieron de la mano de Dios su bendición santa, así como la santificación de su matrimonio.
Elegantemente vestidos para dar el paso más importante de su relación, ambos acudieron en compañía de sus padres Carlos Barrón y María Guadalupe Aragón, por parte del novio, así como Silvia Jiménez, por parte de la novia, para de ellos tomar su consentimiento para conformar su propia familia.
El momento más sublime de la celebración llegó con el pronunciamiento de los votos, que la pareja prometió ante el Todopoderoso, llevar a cabo cada día de su matrimonio y hasta que la muerte los separe.
El presbítero que ofició su ceremonia, los felicitó por esta importante decisión y les aconsejó vivir su maridaje asentado en el amor, el entendimiento y en cada adversidad, el perdón sea la pieza clave para continuar su camino como esposos.
Al término de la solemne misa, todos sus invitados, al igual que ellos soltaron globos blancos en señal de alegría por su enlace y compartieron con los recién casados su felicidad con incontables muestras de cariño, que se prolongaron hasta la recepción en el salón Villa Camila, adonde acudieron los novios a festejar su boda.

Compartir
Artículo anteriorLes desean gran dicha
Artículo siguiente