Maravilloso festejo protagonizaron Marco Antonio Hoyos Méndez y Adriana Bárcenas Nájera, en el Jardín Campestre Santa Elena, en el cual, el motivo principal fue el haber conformado ya una nueva familia católica.
Por su eterna felicidad brindaron principalmente, Federico Hoyos y Ofelia Méndez Rodríguez, padres del novio, así como Armando Bárcenas Marmolejo y Rosa Nájera García, papás de la novia.
La propuesta matrimonial de la pareja, tuvo lugar tiempo atrás durante la celebración de Año Nuevo en un conocido merendero, mientras toda la familia de ella cenaba armoniosamente, poniendo el toque final, un anillo que Marco Antonio entregó a su amada Adriana con la petición de que le concediera el honor de ser su esposa.
Fue recientemente, que el sueño de formar su propio hogar se vio reflejado en la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, recinto al que acudieron los novios para llevar a cabo el ritual sagrado, que por manos del representante de Cristo en la tierra, los convertiría finalmente en marido y mujer.
El séptimo de los sacramentos fue acogido en el corazón de los esposos, agradeciendo a Dios este esperado momento en sus vidas.
Al término de la celebración, sus seres queridos felicitaron a la pareja con numerosos aplausos como muestra de cariño y afecto, deseándoles mucha felicidad.