Sólo tiene un riñón

CIUDAD DE MÉXICO.- Un fuerte dolor estomacal obligó a Érik Rubín a hospitalizarse. Durante el chequeo médico descubrió que sólo tiene un riñón, lo cual lo sorprendió a él, a sus padres y, por supuesto, a su esposa, la conductora Andrea Legarreta.
“Quiero agradecer a todos por su buena vibra y por estar pendientes de mi estado de salud”, publicó Érik en su cuenta de Instagram.
“Tras varios estudios, nos informaron que una protuberancia estaba obstruyendo el paso del estómago al intestino.
“Los resultados de la biopsia nos serán entregados la próxima semana y, según mis médicos, el panorama pinta muy favorable y yo me siento muy tranquilo y muy bien…”, escribió. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)