En la racha de asaltos que se registró durante el lunes, un solitario delincuente que viajaba en una motocicleta, perpetró un robo a mano armada en una conocida pastelería ubicada en el fraccionamiento Jardines de la Concepción.
El hampón se dio a la fuga con míseros 200 pesos en efectivo, que fue lo único que tenía la empleada en esos momentos, así como un teléfono celular propiedad de la víctima.
El robo con violencia se registró aproximadamente a las 09:40 de la mañana, en la Pastelería “D’ León” que se ubica en la avenida Prolongación Zaragoza, entre las calles Montes Himalaya y Cerro del Laurel, en el fraccionamiento Jardines de la Concepción.
Apenas unos 10 minutos antes, la empleada Marcela “N” “N”, de 20 años, había abierto las puertas de la negociación, cuando repentinamente ingresó un sujeto desconocido de entre 25 y 30 años, que vestía una chamarra de cuero en color negro, un pantalón de mezclilla azul cielo y un casco de motociclista color negro y rojo.
El sujeto se dirigió hacia donde se encontraba la joven mujer y repentinamente sacó de entre sus ropas una pistola tipo escuadra con la cual la amagó, al tiempo que le ordenaba que le entregara todo el dinero de las ventas.
La asustada mujer le dijo que apenas había abierto el negocio y no había vendido nada. Al momento de abrir la caja registradora, observó un billete de 200 pesos, por lo que el delincuente lo tomó y luego se dio a la fuga a bordo de una motocicleta.
Debido a que la empleada sufrió una crisis nerviosa, fue hasta 10 minutos después cuando reportó el asalto a los servicios de emergencia.
Aunque policías preventivos y agentes ministeriales implementaron un operativo por la zona, no lograron dar con el paradero del hampón.