Entre abril de 2014 y abril de 2015 las tarifas de energía eléctrica de tipo industrial se redujeron entre 23% y 32%, lo que supondría que en esa misma proporción debería bajar el costo de los servicios que se otorgan cuando se utiliza el fluido, sin embargo, quienes deben hacerlo aplican la muy mexicana sentencia que “lo caído, caído”.

Hay demasiados productos y servicios que están en esa tesitura y ninguno da marcha atrás en los precios y tarifas, de los cuales sobresale el agua potable, que en lugar de disminuir el cobro continúan aumentándolo mes a mes, arropándose la empresa en el tristemente célebre título de concesión.

El director general de la Comisión Federal de Electricidad, Enrique Ochoa, informó durante la firma de un convenio sobre la promoción de vehículos híbridos que tuvo lugar en la Ciudad de México, que en el término de un año la tarifa comercial se redujo entre 10% y 20%, mientras que la doméstica de alto consumo en un 10.2%, la doméstica de bajo consumo 2% y la industrial entre 23% y 32%.

“Es un cambio de política pública muy interesante, porque históricamente el consumidor de bajo consumo de energía eléctrica habría visto aumentos de cuatro por ciento anual”, declaró Ochoa a la agencia Notimex, al afirmar que la Reforma Energética está arrojando beneficios en la reducción de costos en gran parte de los sectores de la economía.

En estas condiciones, si la electricidad es el insumo que utiliza más la empresa concesionaria de agua potable y cubre menos, al descender su costo, debería haber una corresponsabilidad con los usuarios, que no sólo continúan pagando más, sino que el servicio registra varias deficiencias, principalmente tandeos y fallas en el suministro por varios días, en tanto el recibo no aminore.

Las quejas en contra de la compañía son constantes sin que se logre una solución duradera. Asegura el gerente de Proactiva Medio Ambiente, Humberto Blancarte, que aun cuando la demanda en la temporada calurosa aumenta en 30%, se tiene la capacidad suficiente para cubrirla, lo que no se observa en decenas de hogares, que por todos los medios claman que restablezcan el servicio.

Para terminar con esos problemas, las autoridades municipales, a través de CCAPAMA, deberían vigilar que la firma cumpla con lo previsto en el título de concesión, y de no hacerlo, se apliquen las sanciones que prevé el mismo, en tanto la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) tiene que estar más atenta de lo que sucede en esta área y no esperar a que haya una denuncia, sino actuar por oficio.

Hay las herramientas legales para que los aguascalentenses dejen de sobrellevar este suplicio y que vaya más allá de una llamada de atención o un amago de sanción, sino que sea de cumplimiento obligado.

APRESURA EL PASO

“El futuro del PRI está en juego el 7 de junio”, fue el encabezado de la nota publicada el 22 de abril pasado, sobre la visita que hizo a esta entidad la secretaria general del Partido Revolucionario Institucional, Ivonne Ortega Pacheco, en la que destacó que las reformas impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto “pisaron callos”, al grado que no han cesado los ataques de los sectores que perdieron canonjías.

Dijo que el Revolucionario Institucional pugna por el triunfo en las urnas para consolidar lo que se ha logrado y que se alcanzará con diputados federales que se acerquen a los ciudadanos y contribuyan a su crecimiento y bienestar.

En seguimiento a lo anterior, la directiva del tricolor afirmó el miércoles pasado, que sus candidatos en los tres distritos federales van en primer lugar, según lo muestran las más recientes encuestas, sin embargo, no precisó el nombre de las empresas, periodo cuando levantaron los sondeos y la metología empleada.

Apegándose a los números que obran en su poder, el presidente del Comité Estatal, Francisco Guel Saldívar, no dudó en afirmar: “Tenemos toda la posibilidad y las condiciones están dadas para llevarnos el carro completo”, lo que de ocurrir sería un momento histórico para el PRI, luego que desde hace más de 20 años sólo gana uno o dos distritos, pero no los tres.

Es un tanto –o mucho– aventurado hacer pronósticos basados en respuestas que no siempre son verdaderas. Las encuestas arrojen mayor simpatía por tal o cual candidato, pero se responden para salir del paso y en ocasiones para crear falsas expectativas. Basta recordar lo vivido en febrero de 2005 durante la elección del gobernador de Guerrero, en que se daba por hecho que el candidato del PRI, Héctor Astudillo Flores, sería el triunfador, ya que tenía 20 puntos de ventaja sobre los demás, sin embargo, el vencedor fue Zeferino Torreblanca, del PRD.

Lo que ocurre con Guel Saldívar es que cae en el mismo foso triunfalista de su contraparte panista, que un día sí y otro también anuncia que tienen la escoba lista, por lo que esta vez ni siquiera le dejarán un distrito a los priistas, pero como dijo aquel, ya se verá quién se sale con la suya o si -en castigo– los dos tengan que ir a Puebla a comer el producto que ha hecho tan famoso a ese estado.

Aunque la prudencia no va con ninguno de ellos, sería conveniente que hicieran el esfuerzo y con un grado de humildad acepten que la moneda está en el aire, que la única realidad se sabrá la noche del 7 de junio, una vez que los electores hayan decidido quiénes deben representarlos en la próxima legislatura.

Lo que digan antes de esa fecha es seguir la corriente al Piejo, que en el Mundial pasado dijo en Los Pinos que México estaba para ser campeón y lo que trajo de Brasil, junto con sus maletas, fueron las frustraciones que históricamente han acompañado al equipo nacional, al no ser capaz de ganar el quinto partido.

LABORAL NO EDUCATIVA

La aplicación de la Reforma Educativa ha sido tergiversada, al imponerse el tema laboral sobre el académico, por lo que el senador panista Martín Orozco Sandoval exige un cambio de rumbo para que verdaderamente tenga efectos en la enseñanza.

Aunque se quisiera mencionar lo contrario, está a la vista que en estados como Oaxaca se suspenden las clases por semanas y los profesores reciben su salario íntegro, además, después de dos años de promulgada la ley no se someten a los exámenes de ingreso ni de conocimientos, algo similar ocurre en Guerrero, parte de Morelos, Chiapas y otras regiones del país.

Lo que se inició con la intención de mejorar la calidad de la educación se trastocó con la actitud que mantienen los docentes en rebeldía y la blandura del gobierno al concederles lo que demandan, ello trae consigo que se privilegie la cuestión política sobre los derechos de los niños.

“Ante la debilidad mostrada para aplicar la Reforma Educativa, se vuelve necesario seguir presionando para que la educación sea una herramienta de progreso de los mexicanos y no más de poderío político”, apuntó Orozco Sandoval.

Mientras que en Aguascalientes hay avances con el apoyo del gobernador José Carlos Lozano de la Torre, en otros estados no se impone la reglamentación y esto genera inestabilidad social por la suspensión de clases y la toma de ciudades y carreteras, lo cual se puede acabar con que el gobierno federal asuma la responsabilidad de imponer el orden, reiteró Martín Orozco.