Sigue vigilancia en rastros para evitar ingreso de reses muertas

No es recomendable el consumo de la carne contaminada con pollinaza, sin embargo, el secretario de Salud del Estado, Francisco Esparza Parada, aclaró que no hay riesgo de que produzca daños a la salud de las personas, ya que con la cocción la bacteria se destruye. No obstante, permanecerá la vigilancia en los rastros para que no ingresen este tipo de canales. Por su parte, el titular de Sedrae, Pilar Moreno Montoya, aseguró que no se dejará en desamparo a los ganaderos.
“Sí, efectivamente es el clostridium botulinum el agente causal, es una bacteria que es termolábil, el calor la inactiva y destruye; hay evidencias de que con el cocimiento que se le da normalmente a la carne, con que alcance alrededor de 85° C, durante cinco minutos, con eso se inactiva y se destruye, de tal manera de que en estricto sentido no significaría un riesgo para la salud ya que la mayoría de carne de bovino se usa cocida y alcanza las temperaturas para que sea destruida”, detalló el titular del ISSEA.
El galeno enfatizó que la Secretaría de Salud busca darle certidumbre y tranquilidad a la población, evitando daños a la salud humana, por ello se han ubicado verificadores sanitarios en los rastros con la finalidad de que vigilen que no entren animales caídos o muertos, de manera que pudieran comercializarse y entrar al mercado, y constituirse en algún momento en un problema de salud.
“No ha entrado animal caído a los rastros; hay también un escrito girado a los mataderos en donde se les apercibe de este hecho, ya que inclusive podrían ser sancionados hasta con la clausura, en caso de que suceda. La carne que se consume es certificada, de calidad, la población puede consumirla sin ningún miedo o problema”, subrayó.
En tanto, el titular de la Sedrae destacó que los 62 productores afectados tendrán el apoyo, dijo que además de recurrir al seguro ganadero, se gestionarán recursos extraordinarios, y el responsable del origen de la pollinaza contaminada tendrá que hacer la aportación que corresponda, con lo cual se podrá abonar a resarcir esta problemática.
“Algunos cuentan con el Siniga, y aunque no van a recuperar el costo total de los animales, van a tener un apoyo con el seguro ganadero; algunos otros no tenían el aretado, pero cuentan con un fierro, que es la herrada, y hay un registro en la propia Asociación Ganadera Local de Calvillo, y en las propias del estado. Un escenario donde hay algunos otros que no tienen ni una cosa ni la otra, son orejanos pero en el trabajo conjunto de las dependencias se ha ido haciendo el levantamiento para llegar a los números que les estamos dando”, señaló.
Moreno Montoya dijo que el problema está focalizado, por lo cual se han hecho todos los estudios necesarios para determinar cuál fue la toxina que está generando este problema y de este modo podrán tener los resultados que les permitan fincar responsabilidades.
“Los ganaderos deben contar con la certeza de que le vamos a entrar Estado, Federación y Uniones Ganaderas al problema, y no se van a quedar solos; habrán los procesos civiles e incluso penales de así requerirse; para ello debemos tener toda la certeza, y que no se nos quede ninguna situación suelta”, recalcó.