CIUDAD DE MÉXICO 2-Oct .- No hay equipo que detenga a Pumas en Ciudad Universitaria, recinto en el cual ya lleva seis triunfos en fila.

 Con esto, los universitarios igualaron la misma racha positiva en casa lograda en el Apertura 2015, torneo en el que alcanzaron la Final.

 En esta ocasión fue Chiapas la víctima al caer por la mínima diferencia, resultado que mantiene al equipo en el fondo de la clasificación a la vez de poner al cuadro de la UNAM cuarto con 20 puntos.

 La táctica de los auriazules no cambió, de hecho cada juego en casa está más pulida: toque de balón a ras de pasto, ser cautelosos al momento de atacar y cerrar los espacios al rival.

 La respuesta de Jaguares fue un bloque sólido en la parte de atrás, que dificultó las llegadas del local pero no lo suficiente para salir al menos con un empate.

 De hecho, el equipo de Sergio Bueno se pudo ir al frente de no ser por una parada de Alejandro Palacios a Jesús Escoboza al inicio del juego.

 En la primera parte Britos y Gerardo Alcoba tuvieron oportunidades para irse al frente pero ambos fallaron sus remates, el primero al mandarlo a un costado del arco y el segundo rechazado por el portero Liborio Sánchez.

 Tuvo que llegar un “madruguete” recién iniciado el complemento para que Pumas se fuera al frente: en un desborde por la banda izquierda Jesús Gallardo mandó un centro de conectó Britos.

 Ya con la ventaja Francisco Palencia hizo el cambio recurrente, ingresar a otro contención, en este caso Alejandro Castro, por Fidel Martínez y así tener mejor control en el medio campo.

 Al 73′ Abraham González acarició el 2-0 con un disparo al travesaño y cinco minutos después Javier Cortés hizo lo mismo con un tiro a Liborio.

 Pumas se puede ir tranquilo a la Fecha FIFA, en casa no hay quien lo pare y sigue en buena posición en la tabla, ya su único pendiente es ganar como visitante, situación que si no mejora puede costarle en un futuro próximo del torneo.