PUEBLA, Puebla.- Los Diablos rojos siguen sin saber lo que es ganar en la Copa MX.
Los dirigidos por Hernán Cristante igualaron ayer a un gol con los Lobos de la BUAP en el Estadio Universitario de la Angelópolis en la Jornada 3 del certamen.
Los choriceros se fueron al frente desde el minuto 1, con anotación de Fernando Uribe, luego de que Sinha prolongara un pase filtrado a Brambila, quien llegó por sector derecho hasta línea de fondo y mandó un centro que remató de izquierda el colombiano para mecer las redes.
El vertiginoso inicio de los Diablos tomó por sorpresa a los locales, pero no por ello perdieron la concentración, pese a que en el minuto 12 los escarlatas tuvieron una segunda aproximación al arco defendido por el ex portero de las Chivas Luis Michel.
A partir de ese momento el asedio de los Licántropos se hizo presente en el partido al grado de que Aarón Galindo debió cortar un avance de Daniel Porozo con un choque fuerte en tres cuartas partes del terreno de juego, por lo que fue pintado de amarillo por el árbitro Alfredo Silva.
El gol de los locales corrió a cargo de Kevin Chaurand, quien en un tiro de esquina por derecha, en relación al ataque de los Lobos, se levantó en medio de la defensa central de los Diablos para dar un testarazo sólido al ángulo inferior izquierdo de la portería que ayer fue resguardada por Miguel Centeno.
Con el 1-1 se fueron al descanso y para el complemento Cristante quiso cambiar la forma de juego de su equipo sacando a Gerardo Flores por Pablo Barrientos y a Sinha por Jair Partida, sin muchos resultados.
Fernando Uribe también fue relevado al 70′ por Antonio Pedroza, sin que la modificación tuviera mayores efectos en el juego de los choriceros, pues solamente tuvieron una llegada más de peligro al minuto 84.