Si se cumple con los pagos, no hay riesgo en los créditos: Otto

El cumplimiento puntual en el pago de los créditos pendientes evita que las personas se vean afectadas por el ajuste a la tasa de interés que estableció el Banco de México, afirmó el delegado de la Secretaría de Economía, Otto Granados Franco.
Manifestó que el ajuste a las tasas de interés no debe generar algún daño en el bolsillo de la población si se cumple ordinariamente con sus compromisos para no sujetarse a cláusulas o penalizaciones que eleven esta tasa.
“Independientemente de que haya una tasa de referencia que estaba en 3.25% y ahora está en 3.75%, se aplica para proteger al peso y mantener la inflación objetivo situada en 3%. Si se mantiene bajo control la inflación, no se generaliza un alza en la oferta de productos básicos”.
Subrayó que esta variable no está directamente vinculada al financiamiento ejercido con anterioridad a esta medida, e incluso las instituciones financieras no modifican significativamente a la alza las tasas de sus productos de financiamiento porque requieren competir con cajas de ahorro entre otras instituciones financieras.
Consideró que la variación de la tasa de interés de referencia no depende al momento de la adquisición de un producto por un consumidor, sino del riesgo que implique para la institución que lo otorga en medida del historial que cuente el solicitante.
Explicó que la tasa de interés es la medida que establece el costo del dinero, y si la tasa de financiamiento corresponde a una cláusula fija, no tiene que existir preocupación entre los acreditados, porque sus créditos hipotecarios o de vehículo se mantendrán sobre la misma tasa.
Enfatizó que el incremento de la tasa de interés en 3.75% corresponde a medidas de protección macroeconómica que garantizan condiciones de inversión para grandes capitales en pesos.