Adriana García Campos
 El Heraldo

Es recomendable que una vez que pierda su tarjeta de crédito o la credencial de elector, que son documentos claves para poder acceder a un crédito, de manera preventiva los usuarios recurran al bloqueo de la consulta de Buró de Crédito, sugirió el subdelegado de Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, pues reconoció que sigue latente el problema de robo de identidad en todo el país.
“Esta consulta debe ser directamente del usuario con el Buró de Crédito; ahí nosotros no pudiéramos intervenir porque no hay créditos indebidos o que no reconozcan, pero sí hay una pérdida o robo de documentos y la gente debe cubrirse, porque puede llegar a manos de alguien que puede hacer mal uso”, resaltó.
Para ello pueden ingresar a la página de Buró de Crédito, donde se les cobra 58 pesos por este servicio, el cual tiene una vigencia de tres meses, con el objetivo de que en ese tiempo se pueda llevar a cabo la recuperación o reposición de los documentos extraviados.
En relación con el robo de identidad, precisó que en la entidad se tienen registrados al primer trimestre del año siete asuntos, por ello es que en febrero se signó un convenio entre distintas instituciones del Gobierno Federal y privadas, entre ellas la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, la misma Condusef, el INE, y la Asociación de Banqueros de México, debido a la preocupación alarmante de que a nivel nacional había crecido esta causa de delito que estaba afectando y preocupando tanto a las instituciones financieras como a los usuarios.
Precisó que uno de los efectos que derivó de la firma del convenio, fue implantar un protocolo de atención a los usuarios, para que cuando las personas conozcan que tienen algún crédito que no tramitaron, o que se les esté requiriendo muchas veces por teléfono o por escrito para el pago del mismo, se pueda hacer el reporte especial de crédito.
“En ese reporte vamos a ver si existen créditos que no reconozca, entre ellos los que les estén cobrando; si efectivamente es un crédito que no contrató y coincide con todos sus datos y pueden ser más, en ese momento le ayudamos a que nos presente una reclamación en contra de cada institución financiera que haya sido sujeta de haberle tramitado y otorgado un crédito que no solicitó”, indicó.
Villanueva Chávez destacó que se genera también una guía para que acuda al ministerio público, a presentar una denuncia sobre los hechos como parte de este protocolo, asimismo firma un formato que va dirigido al Buró de Crédito para bloquear la consulta de sus reportes.
“Esto es muy importante porque si ya está afectado por algún crédito, con ese aviso que nosotros le damos con su firma del usuario al Buró de Crédito, le pone un candado para que nadie pueda consultarlo; eso implica que si alguna institución o empresa comercial ilícitamente ya se esté tramitando, ya no pueda consultar el Buró, y ya no se va a formalizar ese crédito”, explicó.