En plena vinculación con la estrategia del Partido Acción Nacional, de oponerse a la iniciativa presidencial del “mando único” en el país, el alcalde de Aguascalientes Juan Antonio Martín del Campo manifestó que está de acuerdo con este procedimiento, pero no a la policía única.

Aunque parece un juego de palabras, la intención del edil es conservar el control de la seguridad pública y que sólo exista una especie de coordinación con las demás policías, sean estatales o municipales, para realizar operativos conjuntos.

Es un asunto que ya empieza hacerse viejo, luego que en 2014 el presidente Enrique Peña Nieto envió al Congreso de la Unión la iniciativa para crear el “mando único”, que contempla entre otras cuestiones la cancelación de los cuerpos de policía municipal y que sólo exista una solo corporación por estado, lo cual ha encontrado resistencia de una parte de los ayuntamientos que consideran que la medida debe ser selectiva, dejando como está a los que tienen buenos resultados.

Lo que hizo Peña Nieto fue afinar el proyecto que en su último año de gobierno impulsó su antecesor Felipe Calderón, lo que entonces encontró la oposición de los priístas y que ahora que se pretende llevarlo a cabo son los panistas, junto con los perredistas, los que se muestran más renuentes en aceptarlo.

De entrada hay el firme apoyo de los gobernadores, que en el pasado pleno en Toluca consideraron la necesidad de que se apruebe a la mayor brevedad, instando al Congreso para que lo incluya en el actual período de sesiones, pero los presidentes municipales del país – que valga mencionarlo, no han sido invitados a este tipo de reuniones no obstante que son parte involucrada -, rechazan una reforma de esta naturaleza, si acaso que sea en aquellos lugares donde no exista capacidad para brindar la seguridad que reclaman sus habitantes.

El problema estriba en que aún cuando es indispensable llegar a un acuerdo, sea de una u otra forma, se van por cuestiones político-partidistas y mientras en la calle el hampa común, el crimen organizado y el narcotráfico sigue afectando los intereses de la sociedad.

Martín del Campo parte su rechazo en que antes de llegar a una conclusión debe analizarse, si una sola policía acaso no sería corruptible, que es uno de los sambenitos que le cuelgan a los municipales: “Se que hay voces que quieren policía única, es un poco más riesgoso, pero se puede transitar hacia el mando único si existen las condiciones para llegar a esa coordinación”.

Basa su posición en que el Municipio de Aguascalientes lo ha logrado con la firma de los sucesivos alcaldes, que se inició con Adrián Ventura Dávila en 2010, cuando apremiado por Felipe Calderón, el entonces gobernador Luis Armando Reynoso Femat exhortó a Ventura a suscribir el documento, ya que de los once alcaldes sólo faltaba él por hacerlo. Después sería ratificado por Lorena Martínez Rodríguez y luego por el propio Juan Antonio Martín del Campo.

En este sentido, “Aguascalientes lo ha hecho, es hoy un referente a nivel nacional, tenemos que aprovechar esas experiencias que pueden ser positivas y poderlo reaplicar en otras partes del país”, puntualizó, por lo que es preferible que siga como está a que se acabe el ciclo policíaco municipal.

DESAFÍOS APRETADOS

Los candidatos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) deben estar conscientes que los tiempos actuales exigen entrega absoluta en las campañas, ya que la competencia sería ardua y que habrán de enfrentarse a nuevas reglas y al impacto de la tecnología y las redes sociales.

El Comité Ejecutivo Nacional, a través del secretario de Acción Electoral, Arturo Zamora, destacó que “el escenario, sin duda, es de alta competencia electoral”, por ello se requiere que los casi 7 mil candidatos que participarán en los comicios del 5 de junio, deben trabajar intensamente para convencer a los 37 millones de ciudadanos que serán convocados a votar.

Subrayó que los priístas no deben confiarse en que sin mayores problemas superaron la etapa de la elección interna, en tanto la oposición sigue en disputas por falta de acuerdos en la selección, por lo que hay que estar preparados para competir “con nuevas reglas del juego, en el marco de una importante transformación tecnológica, de las comunicaciones y las redes sociales”

Por su parte, el líder nacional Manlio Fabio Beltrones subrayó que tras la elección de sus 12 candidatos a gobernadores, seguramente enfrentarán una fuerte competencia, pero al ser los hombres y las mujeres más idóneos para dirigir los destinos de sus respectivos estados no dudó en que ganarán el primer domingo de junio.

Desde luego que Lorena Martínez y todos los aspirantes a las alcaldías y diputaciones deben tomar nota de lo señalado por Beltrones Rivera y el senador Arturo Zamora, y estar persuadidos que en la competición el desafío es grande y en la medida que cumplan con su labor contribuirán a que su partido alcance los objetivos que se ha trazado.

TRIBUNALES DECIDIRÁN

Paso a paso se cumple la maniobra de Acción Nacional, de recurrir cuantas veces sea posible a los juzgados electorales para denunciar presuntas violaciones a las leyes, por lo que no sólo es un temor del Revolucionario Institucional que lo haga, sino que lo está haciendo, lo que avizora una campaña enturbiada y un final que podría resolverse en la mesa.

Precisó el secretario general del Comité Estatal del PRI, Alberto Solís Farías, que la impugnación presentada por el PAN en contra de la alianza “Aguascalientes Grande y Para Todos”, puede ser el principio de las quejas que interpondrá en el actual proceso, lo que a su juicio lejos de dañarle terminará por legitimar al partido.

Luego de que la Sala Administrativa y Electoral (SAE) del Poder Judicial del Estado dictaminó por unanimidad la legalidad de la coalición formada por cuatro partidos encabezada por el PRI, Solís subrayó que no se duda que Acción Nacional recurrirá a otra instancia para apelar el fallo, pero existe la seguridad que los magistrados ratificarán dicha alianza.

Como en todos los acuerdos de ese tipo, hay estira y afloja por las candidaturas y una vez que los partidos convienen qué le corresponde a cada uno se da por cerrado el capítulo para pasar al siguiente, que para el dirigente llegan con plena cohesión por lo que hay la certeza que cada quien obtendrá lo que pretende.

En la sesión del 3 de marzo, la SAE declaró infundadas las acusaciones que trató de hacer valer el PAN, en contra del acuerdo que aprobó el Consejo General del Instituto Estatal Electoral de Aguascalientes el pasado 10 de febrero.

En respuesta a ese fallo, el presidente de Acción Nacional, Paulo Martínez, descalificó a la SAE al considerar que “tomó una decisión política” al no entrar al fondo del asunto, por lo que recurrirá al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en espera que revoque la resolución y deshaga la coalición PRI-PVEM-Nueva Alianza-PT.

Reiteró su punto de vista que fue “una evidente resolución política y cero jurídica por parte de la Sala Administrativa y Electoral de Aguascalientes”, por lo que el PAN acudirá al Tribunal Federal al sustentar que “la coalición no cumplió con los requisitos legales establecidos en materia electoral”

Como se mencionó Con Usted en otra colaboración, judicializar las elecciones es el propósito que hay de una de las partes, por lo que no debe dudarse que este camino seguirá más allá del 5 de junio, en todas aquellas posiciones en donde el voto le sea adverso, tomando como alegato lo que le parezca una infracción, que por otra parte, y a decir verdad, ¿en qué afecta directamente al PAN la coalición, si tuvo la oportunidad de haber hecho lo mismo con el PRD y otros partidos, tal como se acredita en las declaraciones del propio Paulo Martínez y de lo que hay constancia en las hemerotecas?