Sí es posible aumentar la producción del agro

Lorena Martínez se reunió con delegados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pertenecientes a la Confederación Nacional de Campesinos (CNC) Aguascalientes, con quienes compartió la idea de aumentar la producción agropecuaria, a fin de mejorar los ingresos de los productores y así elevar la calidad de vida de las personas que viven en el área rural.
En dicho encuentro, los militantes del PRI comentaron la importancia de lograr que sus productos sean comercializados a buen precio y con mayor facilidad de traslado, con ello se estaría caminando hacia el cumplimiento de un sueño común: el bienestar familiar.
Durante el diálogo rumbo a la Convención Estatal de Delegados, una de las coincidencias más destacadas es que se debe implementar una visión que motive una mayor dinámica económica, en la que todas y todos obtengan un beneficio para su desarrollo social, en el que se mejoren las oportunidades para terminar sus estudios y contar con una economía más próspera para satisfacer necesidades en el hogar.
Lorena Martínez expresó que al escuchar los testimonios de los asistentes, recordó su infancia en una comunidad muy parecida a las de nuestro estado, en la cual creció muy apegada al trabajo rural, a dar y recibir de la tierra con esperanza y fe en un buen temporal año tras año, pero también viendo toda clase de limitaciones; por lo que se dijo estar plenamente consciente de las necesidades que se vive en los municipios, en las comunidades, rancherías y ejidos.
De la misma manera, Lorena Martínez externó su alegría por poder convivir con las personas que día a día impulsan un eje primordial para el avance económico y social; subrayando que en Aguascalientes es necesario impulsar el desarrollo equitativo e integral del medio rural.
Enfatizó en que “si olvidamos nuestros orígenes, olvidamos nuestro pasado y yo tengo muy claro mi origen. Escucharlos me hizo recordar la comunidad en donde nació y creció mi familia, con apenas 5mil habitantes, en una casa pegada al corral donde muy temprano se ordeñaba a las vacas para poder disfrutar de un vaso de leche en la mesa de comer de mi abuela y en dónde escuché todos los días una triste realidad para los campesinos, que es sembrar todos los años sin la seguridad de poder cosechar lo invertido, sumando la esperanza entre las pérdidas.”
Bajo este esquema, Lorena Martínez detalló que es indispensable escuchar y atender el sentir de las personas que no diariamente tienen el uso de la palabra, porque en ellas recae la fatiga de los problemas; y, a partir de esto considerar una estrategia que cumpla las expectativas en todos los rubros, que brinde oportunidades de manera ecuánime para cada uno de los aguascalentenses.