Sermarnat pone en peligro inversión de $3 mil millones

Que la incapacidad del Subdelegado frenó un desarrollo habitacional

La incapacidad del encargado de despacho de la delegación federal de la Semarnat, Luis Felipe Ruvalcaba Arellano y su área técnica, ponen en riesgo una inversión inmobiliaria por 3 mil millones de pesos para el desarrollo de vivienda al sur de la capital, con una generación de cinco mil empleos directos e indirectos, al incumplir los plazos legales para resolver el trámite.

Ante el retraso en la notificación de validación o rechazo del trámite se recurrirá a la presentación de un recurso de revisión, ante la negativa ficta en la que incurrió la delegación federal, manifestó José Cabral Moreno, apoderado especial de la fiduciaria Banco Interacciones, a través del despacho “Ambiental Consultores” que gestiona el cambio de uso de suelo, en un predio aledaño al Bosque de Cobos.

Argumentó que el proyecto inmobiliario consta de diez mil viviendas al sur de la capital a desarrollarse en diez etapas durante diez años, sobre una extensión de 124 hectáreas, el cual es viable y cuenta con los requerimientos normativos para su aprobación por la Semarnat.

El representante manifestó que el procedimiento en etapa de resolución ya debió concluirse, sin que se haya emitido una explicación de la no respuesta que no cumplió a los plazos legales que debe observar la delegación.

Señaló que el proyecto se planea con la visión de dotar de las necesidades de vivienda popular y nivel intermedio y residencial, en un predio que tiene uso de suelo habitacional mixto de acuerdo a lo notificado por las dependencias normativas del Ayuntamiento y Gobierno del Estado; no está ubicado a la par del Arroyo Los Cobos, sino al afluente San Francisco, enfatizó. “Hay una mezcla importante de vivienda, no es construcción generalizada, hay dúplex, vivienda vertical, es un rango muy importante, para trabajadores de crédito popular y para funcionarios; el crecimiento hacia el sur es una realidad.  El proyecto tiene salvadas las zonas de escurrimiento, respeta las zonas federales”, enfatizó.

Subrayó que el Estudio Técnico Justificativo reúne los requisitos legales, ya que no se solicitó información adicional sobre los elementos técnicos del proyecto.

Destacó que este proyecto fue conformado en un lapso de más de tres años y fue presentado para su trámite el pasado 7 de enero, con un plazo de 60 días hábiles para recibir respuesta de las autoridades, aunque han pasado siete meses sin que haya una notificación, pese a que en ese lapso se ofrecieron diferentes documentos oficiales, dentro de las gestiones y acercamientos con diferentes autoridades para verificar el cumplimiento de lo previsto en la leyes ambientales.

Explicó que dentro del procedimiento administrativo se expusieron aspectos relevantes técnicos y jurídicos para la resolución del trámite como la inaplicación del Catálogo de Áreas Prioritarias para la Conservación del Estado, derechos adquiridos por el otorgamiento de Constancia de Alineamiento y Compatibilidad Urbanística, así como opiniones de instancias y organismos oficiales que acreditan los requerimientos específicos de la delegación federal de la Semarnat.

Defendió que se han cubierto los diferentes trámites ante las diversas dependencias que intervienen con una opinión en el trámite, como sucedió en el caso del Instituto Nacional de Antropología e Historia, al advertir que la dependencia no ha emitido dictamen sobre vestigios paleontológicos, y finalmente esta evaluación se habrá de efectuar para el resguardo de posibles materiales en el subsuelo por parte del Instituto.