Incrementar a 28 gramos de marihuana el límite para consumidores, traerá consecuencias drásticas, ya que se fomenta aún más la producción y comercialización de esta sustancia, señaló el expresidente del Colegio de Abogados, Javier González Gutiérrez.
“Eso no va a resolver el problema de la delincuencia organizada, ni del narcotráfico porque el hecho de permitirle a una persona tener 28 gramos en su poder, los va a tener que comprar en algún lado, y quien cultiva y trafica la marihuana es el crimen organizado. No te dicen a quien le van a permitir que la cultive para vendérsela a los laboratorios que hacen medicinas, o a quien tiene el permiso de tener 28 gramos”, destacó.
Enfatizó que además esta cantidad es demasiada para el consumo de una persona, pues dijo que se calcula que un cigarrillo es de un gramo, por lo que cinco al día es más que suficiente.
“Es como traer una cajetilla de cigarros de marihuana con lo cual es fácil ofrecerle a los demás; se va a hacer un tráfico de marihuana justificándose en que es para uso personal. Si se acepta esa propuesta de ley va a ser legal tenerlos, no es delito perseguible. Hay gente que está en la cárcel porque traía 10 gramos de marihuana, si se despenaliza van a salir muchos; es una forma que el Gobierno utilizará para quitarse a muchos presos que les cuesta mantener”, subrayó.
Dijo que esto sería benéfico en el sentido de que saldrían de la cárcel los que están por este motivo y sólo son consumidores, sin embargo, seguirá el problema del narcotráfico pues no se podrá detener, por el contrario habrá más movimiento de marihuana con esta permisividad.
“Le vas a abrir el mercado al crimen organizado para que puedan vender 28 gramos; en vez de controlarse el mercado de la venta y el cultivo, lo van a fomentar, porque el producto lo van a poder vender a mucha gente; ellos van a poder comprar sin ocultarse”, recalcó.
Dijo que con esta medida lo que se busca, además de dejar de gastar tanto en presos que podrían salir si fueron detenidos por portación de una cantidad pequeña de marihuana, es quitar presiones de carácter político.
“Se está expandido el uso de la marihuana, y con eso se van a ganar simpatías autorizando que salgan de la cárcel los que están ahí por eso, y permitiendo que la usen en mayor medida”, indicó.