Ser romántico sale caro, reconocen vendedores de flores, al indicar que en el Día de San Valentín el precio de sus productos se triplica, por lo que aseguran que algunos enamorados optan por regalar otro tipo de artículos; sin embargo, la gran mayoría busca reavivar el amor con un buen arreglo floral pese a su elevado costo durante esta fecha.
José de León, quien tiene más de 40 años en el negocio de las flores, indicó que año con año pasa lo mismo, situación que no obedece a que algunos vendedores se quieran “pasar de vivos”, puesto que al pedir sus productos ya llegan con un incremento en su precio.
Informó que durante este festejo las ventas se despuntan, es el 14 de febrero el mejor día del año para quien se dedica a la venta de flores, pues durante San Valentín, sus ventas incrementan hasta 300%, incluso por encima del 10 de mayo u otras fechas en donde las flores son las escogidas para regalar.
Mientras que un arreglo pequeño en cualquier fecha cuesta alrededor de 50 pesos, el 14 de febrero, los enamorados tienen que pagar por el mismo producto hasta 180 pesos; aunque hay para todos los gustos y presupuestos, para los más espléndidos se ofrecen arreglos florales hasta por encima de los 1,000 pesos, mientras que para los que no disponen de tanto dinero, por 100 pesos podrán quedar bien con sus respectivas parejas.
Mencionó que los floristas se preparan con antelación, armando numerosos arreglos y ramos florales, y ya que la competencia suele ser dura, éstos tienen que echar a volar su creatividad y ofrecer a los enamorados diseños novedosos e innovadores de arreglos florales.