Por querer extorsionar con 500 pesos a un habitante del municipio de Calvillo, un sujeto fue sentenciado a 4 años de prisión.
La FGE informó que el Juzgado Mixto de Primera Instancia con sede en el municipio de Calvillo, sentenció a 4 años de prisión y al pago de una multa por la cantidad de $3,322.50 pesos, a un hombre identificado como Fernando Esteban, quien actualmente se encuentra recluido en el Cereso para Varones “El Llano”.
Lo anterior, tras concluir el proceso penal al que fue sometido y durante el cual fue encontrado culpable del delito de extorsión.
Los hechos se registraron en el mes de marzo del 2015, cuando Fernando Esteban ubicó a su víctima personalmente, y luego de identificarse como sicario de un supuesto grupo criminal que operaba en el municipio de Calvillo, le exigió el pago de una “cuota” de 500 pesos en efectivo, para brindarle “protección” y así evitar cualquier problema con el cártel que operaba en esa región.
Debido a la actitud amenazante de dicho sujeto, el comerciante le hizo el pago del dinero solicitado. Cuando el supuesto sicario recibió los 500 pesos, le dijo que mantendría comunicación constante, advirtiéndole que ya no podía arrepentirse.
Posteriormente, el supuesto sicario volvió a comunicarse con el comerciante para pedirle otros 800 pesos, indicándole que la “cuota” que estaban solicitando para brindar protección ya había subido.
Fue en ese momento en que la víctima se negó a entregarle más dinero, pero durante varios días, Fernando Esteban le estuvo enviando mensajes de texto con amenazas, así como fotografías de armas de fuego y de gente torturada.
El ahora sentenciado le advertía que si no entregaba el dinero solicitado le iba a suceder algo similar a él y a su familia.
Ante esta nueva amenaza, en el mes de abril del 2015 el comerciante hizo un segundo pago por la cantidad señalada.
Sin embargo, la víctima decidió denunciar la extorsión de la que estaba haciendo objeto y tras las labores de investigación que realizaron agentes del Grupo Anti-Secuestros y el Grupo Exterior “Calvillo” de la PME, se logró identificar a Fernando Esteban como el autor de dichas amenazas.
Posteriormente, el sospechoso fue detenido por policías ministeriales en la Zona Centro del municipio de Calvillo, en cumplimiento a una orden de aprehensión que le fue girada en su contra.