Benito Jiménez y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 6-Abr .- El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, indicó que aunque existen coincidencias para regular el uso de la cannabis, aún no hay consenso en su consumo para fines recreativos.
“¿Dónde está la diferencia principal? En el uso con fines lúdicos. Hasta ahora no percibo un acuerdo sobre este punto, sin embargo, debe ser parte de los elementos que deben quedar pendientes y regulen una nueva política de drogas”, dijo durante la clausura del Quinto Foro “Debate Nacional sobre el uso de la Mariguana”.
“Es nuestra convicción que debemos ir más allá de los puntos en los que se tocaron coincidencias y seguirlos discutiendo”.
Indicó que entre las conciencias está el uso de la mariguana y sus derivados con fines terapéuticos y medicinales.
“Otro, es el referido al gramaje percutido para el consumo personal que junto con el resolutivo de la Corte los consumidores no pueden ser considerados, no pueden ser tratados por el Estado Mexicano como delincuentes”, expuso.
“Un tercer punto es el correspondiente a los beneficios que pudieran tener una parte importante de personas recluidas en penales del País, lo cual ayudaría a resolver un problema de sobrepoblación y de reinserción social”, añadió el diputado federal del PRD.
Señaló que otra coincidencia es la relacionada a los posibles daños en la salud pública, así como la rehabilitación de un conjunto de consumidores
“El estado de mexicano debe hacerse cargo de esta problemática con políticas públicas y programas presupuestales”
Coincidió con la aplicación de programas de educación sobre prevención en adicciones alertando de los riesgos que conlleva el consumo de drogas.

Piden pasos audaces
El senador Roberto Gil planteó la necesidad de dar “pasos audaces” en la política sobre la mariguana, que no se limiten a la importación de medicamentos derivados de esa droga.
“La realidad nos exige pasos audaces, no limitarnos a la importación de medicamentos sino generar patentes y aplicaciones mexicanas”, manifestó.
Gil afirmó que la posibilidad de regular la mariguana no implica la legalización indiscriminada de la droga, sino una posibilidad de que el mercado negro sea más pequeño y menos dañino.
Mientras no exista una forma lícita y controlada de abastecimiento de la droga, señaló el presidente del Senado, ese mercado negro permanecerá intocado.
“En la medida que no se hagan cambios, el mercado negro va ser cada vez más grande y apetitoso”, manifestó.
“No podemos conformarnos con memorias o conclusiones, tenemos que decidir para cambiar lo que no funciona, para resolver lo que está provocando males mayores”.
Ante el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, hizo énfasis en que la política prohibicionista sólo ha generado un “jugoso” mercado negro en manos del crimen organizado.