A raíz del hallazgo de cuatro cadáveres encajuelados en un taxi de Teocaltiche, Jalisco, se reforzó la vigilancia en esa región por parte de las diferentes corporaciones policiacas.
Y durante un operativo de vigilancia que se llevó a cabo en Jalostotitlán, por parte de agentes de la Fuerza Única Regional adscrita a la Fiscalía General del Estado de Jalisco, se localizaron tres camionetas abandonadas, en cuyo interior había armas de fuego, cartuchos y casi 8 kilos de marihuana.
De las unidades automotrices aseguradas, se informó que dos de ellas cuentan con reporte de robo.
Se presume que los tripulantes de las camionetas se vieron involucrados en una balacera, pues una de las unidades automotrices tenía impactos de bala. Sin embargo, no se encontraron rastros de sangre.
Al hacer un recorrido de vigilancia por la carretera Jalostotitlán-Teocaltiche, en donde hace apenas una semana se hizo el hallazgo de cuatro cadáveres dentro de la cajuela de un vehículo de alquiler, los agentes de la Fuerza Única Regional detectaron que en una brecha que conduce al poblado de El Capiro, se encontraba abandonada una camioneta GMC Arcadia, color blanco y placas de Jalisco.
A los policías estatales les pareció sospechoso que la unidad tuviera completamente abierta una puerta, por lo que decidieron investigar
Al registrar el interior de la camioneta GMC Acadia, encontraron dos metralletas tipo mini calibre .223, con su cargador desabastecido; así como una metralleta tipo Uzi, calibre 9mm., con un cargador y ocho cartuchos útiles.
De igual forma, se encontraron un cargador de plástico para rifle de asalto AR-15, un cargador metálico dañado para rifle de asalto AR-15; así como dos bolsas de marihuana con un peso de 3 kilos aproximadamente.
Asimismo, se descubrió que las placas de circulación eran sobrepuestas, pues corresponden a un vehículo Chevrolet Citation, modelo 1985.
De igual forma, se informó que la camioneta GMC Arcadia contaba con reporte de robo, con fecha 1º de septiembre del 2016.
A poca distancia, también se encontraba abandonada otra camioneta Nissan, color blanco y sin placas de circulación, en cuyo interior se encontró un fusil de asalto 30 M-1, dos cargadores vacíos de una pistola tipo escuadra calibre 45mm., así como una bolsa conteniendo 1.5 kilogramos de marihuana.
Y a pocos metros de distancia, fue encontrada una camioneta Nissan X-Trail, color negro, con matrícula de Jalisco, la cual tenía el motor encendido.
Esta camioneta contaba con reporte de robo con fecha 15 de octubre del 2016 y presentaba impactos de bala, además de que portaba códigos luminosos de corporaciones policiacas.
En el interior de esta camioneta se encontró un rifle de asalto similar al AR-15, que resultó ser de juguete, con su respectivo cargador; así como dos bolsas conteniendo más de 3 kilogramos de marihuana.
Agentes de la Policía Investigadora de la Fiscalía General de Jalisco ya se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.