La mayoría de los municipios no quiere pagar por el uso del relleno sanitario San Nicolás; los municipios del interior carecen de relleno sanitario y se resisten a liquidar lo que señala el municipio de la capital, que sí cuenta con ese servicio.
El municipio más endeudado es Rincón de Romos, con ocho millones y desde el 2008 no ha podido ponerse “a mano”. La administración en turno, no quiere hacerse cargo de adeudos anteriores.
Le sigue San Francisco de los Romo con 1.6 millones y su adeudo es del año pasado y lo que va de éste. Asientos debe 1.3 millones de agosto del 2014 a la fecha; Pabellón de Arteaga, adeuda medio millón de pesos, con un convenio de pago en parcialidades que está el corriente; Jesús María adeuda 400 mil pesos, de enero y febrero del año en curso.
Los seis municipios morosos adeudan en total 12 millones de pesos; fueron requeridos los morosos, para que paguen el total o en parcialidades.
De acuerdo con la Ley de Ingresos 2016 del municipio capital, por el uso del relleno sanitario, para el confinamiento de residuos, los municipios del estado y los propietarios de las industrias, comercios o servicios, que hagan uso de éste pagarán por derechos, las siguientes cuotas por toneladas: Por residuos sólidos urbanos, 216.00; por residuos sólidos depositados por recolectores, 312 pesos; misma tarifa para residuos de manejo especial de industrias, comercios y servicios; por residuos urbanos, depositados por el Estado y los municipios, 104 pesos; en el caso de llantas usadas se pagarán por kilogramo a razón de 0.28 centavos.
Todo indica que quedó en el limbo el proyecto del SIMAR. Habrá que recordar que desde hace ocho años, los 10 municipios del interior agrupados en el Sistema Intermunicipal de Residuos Sólidos (SIMAR), otorgaron la concesión del servicio a la empresa Productos Energéticos Renovables de Autoabasto, a 30 años, pero como salía más caro el tratamiento por tonelada, comparado con el que daba el municipio capitalino, se olvidó la concesión, nunca aterrizó, por lo que la privatización del servicio quedó a futuro.