Leticia Acuña Medina

El director del Seguro Popular, Dr. José Luis Trujillo Santacruz, dejó en claro que la depuración del padrón de afiliados, debe hacerse por ley; aquí no es a “rajatabla”, se hace progresivamente para evitar que los pacientes interrumpan su tratamiento.

No se puede permitir que una persona esté afiliada a dos o más instituciones de seguridad social y cuando se detecta a alguien en esta situación, debido al cruce de información con otras instituciones, para no afectar al paciente se respeta el tiempo de vigencia de la póliza, para darles tiempo a que el paciente haga los trámites correspondientes en la Institución donde es derechohabiente.

En el país, 15 millones inscritos al Seguro Popular, están afiliados a 2, 3, ó 4 organismos de salud, aquí sumaban 15 mil, cantidad que disminuye con la depuración, estimándose que el próximo año en el país, se tendrá un padrón apegado a la normatividad.

En nuestra entidad, el padrón autorizado es de 503,200 afiliados, de los cuales 105 mil deben renovar su póliza, y es precisamente en este proceso, cuando se detectan las doble o triple afiliaciones.

La federación da un subsidio de 760 pesos por afiliado al año, en el entendido de 99.7% de los asegurados no pagan por los servicios médicos que reciben, prácticamente es gratuito el Seguro Popular.

Para la atención de enfermedades de alto costo y equipamiento hospitalario, se cuenta con el Seguro Médico Siglo XXI y el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, con recursos etiquetados en ambos casos.

Destacó la importancia de la portabilidad estatal del Seguro Popular, y el llevar consigo la póliza cuando la persona toma vacaciones fuera del estado, para que en caso de alguna eventualidad, sea atendido en la infraestructura del sector salud federal.