El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Salvador Sebastián Mauricio, pidió a las autoridades reforzar sus operativos de vigilancia en bancos mientras que a las instituciones bancarias, les exigió velar por la seguridad e integridad de sus clientes.

Luego del doble homicidio perpetrado a las afueras de un banco al norte de la ciudad, en un intento de asalto, el dirigente empresarial dijo que los bancos sólo ven por la seguridad de sus intereses, no así por la de sus clientes, por lo que consideró urgente que estrechen las medidas de prevención de asaltos a cuentahabientes.

El dirigente de los comerciantes expresó su indignación por la falta de responsabilidad de las instituciones bancarias, mismas que no han invertido recursos para mantener a salvo la seguridad de sus clientes.

Los bancos son hoy el mejor negocio que hay en el país. A los ahorradores les pagan, si bien les va, 3.5% de tasa anual por ahorro mientras que ellos cobran sus créditos a tasas superiores al 40%. Ese diferencial les otorga un muy amplio margen de utilidades, gracias a sus clientes, sin embargo, no hay de parte de los bancos el interés por el bienestar y seguridad de sus clientes.

Explicó que una buena parte de los asaltos a cuentahabientes se ha dado luego de salir de las sucursales con retiros cuantiosos. Preguntó: ¿Cómo se enteran los delincuentes que están fuera de los bancos? ¿Quién les avisa de las personas que salen con mucho dinero de las sucursales? Cuestionó el dirigente de los comerciantes, al referirse al homicidio de una comerciante y su hijo, en las inmediaciones de una sucursal bancaria, al norte de la ciudad, a quienes les robaron 400 mil pesos y los asesinaron.

Hizo un llamado al sistema bancario y a la autoridad para que obliguen a los bancos a que pongan dispositivos efectivos de seguridad que detecten de forma temprana, los riesgos que hay en los bancos para sus clientes. Deberían de condicionar sus permisos para operar, a que haya mejores condiciones de seguridad al interior de los bancos.

Dijo que la postura del Consejo Coordinador Empresarial fue muy clara en demanda de devolver el clima de paz y seguridad pública; “no son hechos aislados, el asalto a mano armada ya es un delito regular, prácticamente todos los días ocurre, y se tiene que hacer algo para evitar estos atracos”.