Jugadores y aficionados al futbol saben que en un partido la segunda parte es más importante, porque ahí se consolida o corrige lo alcanzado en los primeros 45 minutos, algo que – guardando las proporciones – ocurre hoy con el gobierno del estado, convertido en promotor intenso de la inversión y el empleo, por lo que quien ocupe la finca principal en el próximo sexenio deberá trabajar con el mismo vigor para que se mejoren los salarios.

La etapa de demostrar que Aguascalientes tiene una mano de obra altamente calificada y por lo mismo es reconocida a nivel internacional es parte de lo que ofrece para atraer las empresas, por lo tanto es necesario dar el siguiente paso para que esa aprobación se haga tangible a la hora que los trabajadores reciben sus emolumentos.

En estas condiciones, los aspirantes a la gubernatura tienen la misión de tener como prioridad convencer al sector patronal en funciones y a quienes lleguen a hacer negocios, que para conservar a la tan alabada mano de obra necesita retribuir satisfactoriamente sus servicios.

El representante sindical de los trabajadores de la industrial metalmecánica y automotriz, Rogelio Padilla de León, fue muy claro al citar que hay empresas de nueva creación que pagan entre 500 y 800 pesos a la semana, con el argumento que los obreros no tienen la calificación que requieren, pero al paso de los meses se dan cuenta que en el pecado llevan la penitencia, porque en cuanto adquieren conocimientos son atraídos por otra que les ofrece mejores ingresos.

“Muchas veces quieren pagar estos salarios, pero, obviamente, no tienen capacidad de contratar gente calificada, que realmente vaya a contribuir al desarrollo de esta empresa”, lo cual los deja fuera de competencia toda vez que las compañías del sector buscan a los mejores operarios mediante ofrecimientos de mejores condiciones, a su vez los mismos trabajadores rastrean los centros laborales que les permita crecer profesional y económicamente.

Aunque no es muy visible, la mayor rotación de personal se da principalmente en aquellos negocios que pagan por debajo de los 140 pesos diarios, que no pueden crecer porque en cuanto un trabajador adquiere experiencia se va y deben empezar a preparar a otro y así sucesivamente, por lo que siempre tienen problemas de producción. En apariencia hay un ahorro al tener una nómina baja, pero a la larga esta actitud se convierte en su principal freno.

Son cuestiones que la candidata y los candidatos al gobierno del estado deben analizar para que junto con los empresarios se tracen un camino a seguir, de manera que además de continuar con la atracción de capitales nacionales y extranjeros, se fortalezca lo alcanzado en los últimos años que será posible en la medida que cada quien aplique las medidas necesarias.

Hay que tener presente que el progreso de la entidad no debe fincarse sobre las insuficiencias de la clase trabajadora, porque lo que se acepta por necesidad en algún momento se convierte en caldo de cultivo para alteraciones sociales. Es algo que la historia recoge de los pueblos industrializados, por lo que antes de que esto suceda hay que aplicar un antídoto y no es otro que darle a cada quien lo que en justicia le corresponde.

NORMALISMO RELEGADO

Desde que se impuso la actual reforma educativa hay reclamos, por considerarse que en lugar de ser un método para elevar la calidad de la enseñanza de hecho es una acción correctora, que sólo busca la aplicación laboral, además pretende igualar los resultados con países que tienen otro nivel económico y social y cuyos profesores atienden grupos de 20 o 25 alumnos, cuando en México es  común que sean de 35, 40 o más.

Se ha responsabilizado del supuesto atraso a los docentes imputándoles falta de conocimientos, pero como se ha señalado Con Usted, si algo pudiera estar mal la responsabilidad es única y exclusiva de la Secretaría de Educación Pública (SEP), encargada de la educación normal, que debería empezar por modificar este sistema. Resulta fuera de orden que la SEP extienda los certificados o títulos a los jóvenes que concluyeron sus estudios, lo cual los autoriza para trabajar como profesores y que más tarde la misma Secretaría repruebe y exhiba a los solicitantes de una plaza, o amenace con dejar cesantes a quienes están en funciones.

Para María González, titular de Directrices de Mejora al Desempeño Docente, del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), las escuelas normales del país son “las olvidadas de la reforma educativa”, al establecer que además de programar poco presupuesto, la legislación, incluida la Constitución, no les otorga el lugar que les corresponde como forjadoras de docentes (El Heraldo 19/III/2016).

Resumió que la reforma educativa puede arrojar resultados positivos si se le da un lugar preponderante a la formación inicial docente y es algo que se les olvidó a los promotores de ese cambio y a los mismos legisladores, puesto que la Ley General del Servicio Profesional Docente es la única que menciona las escuelas normales y eso en un artículo transitorio, donde señala la necesidad de fortalecer a los citados centros de formación.

Tampoco existe alguna alusión en el Artículo Tercero Constitucional, ni en ningún otro ordenamiento, a pesar que los profesores son la parte fundamental de la multimencionada reforma, que está centrada en ellos, “sin embargo, sin la normatividad de la formación inicial docente, complica un poco más la conformación de estrategias de cara a consolidar el robustecimiento del sector formador de maestros”.

Al respecto, el docente investigador de tiempo completo, Vidal Carlón Valenzuela, subraya en su obra Historia del Normalismo en México, que “las instituciones formadoras de docentes – tanto en el medio rural como en el urbano – se desarrollan de manera distinta, en algunas este progreso se unifica a través de los planes de estudio: existen períodos gloriosos pero también de crisis. En ellos se reflejan los problemas políticos, económicos y sociales del país que modifican las políticas educativas de acuerdo a los intereses e ideologías gubernamentales”.

Justamente las últimas líneas dan una idea que los cambios en las políticas educativas van “de acuerdo a los intereses e ideologías gubernamentales”, por lo que de la misma manera que puede haber una continuidad en los planes y programas, vendrán las modificaciones o un giro total para darle un sello propio, impidiendo que se avance con la rapidez que en teoría se ofrece. De la actual reforma ya se habla que no se esperen resultados a corto plazo, con lo que los actuales funcionarios se curan en salud, al mismo tiempo si el próximo gobierno estima que no fue lo correcto tendrán una salida, que para entonces le habrá costado al país miles de millones de pesos.

A FAVOR DE LOS COBOS

A pesar de la presión que ejercen los interesados en desaparecer el Bosque Los Cobos para crear un megaproyecto inmobiliario, la delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) manifestó su oposición, lo que viene a fortalecer la defensa que hacen diversos grupos sociales. En el dictamen de esta dependencia, la investigadora Ana María Pelz Marín reveló que la rivera de Los Cobos tiene presencia de materiales arqueológicos y paleontológicos, aparte de registros históricos que datan del Siglo XVI. Detalló que el INAH cuenta con antecedentes y referencias de hallazgos en la zona que podría impactar la construcción de 10 mil viviendas. Además de los puntos de vista del Instituto está el hecho que para llevar a cabo el programa tendría que derribarse los árboles y acabar con la vegetación, hecho que de ocurrir sería contradictorio a la “política verde” que lleva a cabo el gobierno estatal y que desde la pasada administración municipal tiene lugar.