Saúl Alejandro Flores

Por segunda semana consecutiva estimados lectores haré otro paréntesis sobre la serie de comentarios a la iniciativa de Ley General de Aguas, tema que volveré a tratar la semana siguiente, hoy me avocaré a un tema local vinculado con lo general, que es el tema del agua embotellada aspecto que es otra modalidad de la privatización.

Muchas voces opuestas se han hecho resonar respecto a los modelos de privatización de los servicios de agua, los sentimientos hacia esa modalidad se puede decir son válidos como respuesta al fracaso del modelo que se les ha presentado, pues son modelos de privatización que no debieron existir por la simple razón de que son inequitativos.

Sin embargo, casi no se comenta sobre el agua embotellada, o si se comenta los ecos generados son escasos, como podrá verse es un consumo de agua más caro, que es consecuencia de la ineficiencia de los organismos operadores, en el caso de Aguascalientes es también un severo reflejo de esa ineficiencia. Un agua del grifo que no puede beberse vuelvo a reiterarlo es reflejo de esa ineficiencia y lo demostraré a través del siguiente cuadro comparativo.

 

Precio del barril de petróleo comparativo con el agua embotellada

Petróleo Costo
160 lts. x barril 50 dólares- 775 pesos aprox.
Agua Costo
1 litro 8.00 aprox
160 litros 1,280 pesos

Cómo podrán ver el agua embotellada es más cara que el petróleo, pero ahora vayamos al propio precio del agua en el uso doméstico por metro cúbico en el entendido que un metro cúbico comprende 10,000 litros de agua un equivalente a 500 garrafones de 20 litros.

 

Precio del agua en Aguascalientes

Metro cúbico Costo
10,000 lts. $18.50
Agua embotellada Costo
Garrafón autollenado 10.00 x 20 litros
Garrafón marca 30.00 x 20 lts.
Botella de un litro 8.00 x 1 litro

Imaginen en un metro cúbico caben 500 garrafones de agua, multiplíquenlo por 10 que es el costo en autollenado, esto se convierte en $5,000 pesos y $15,000 en garrafones de marca cuando un metro cúbico en el agua más cara de México que es Aguascalientes, cuesta $18.50 ¿pueden ver el gran negocio?, Imaginen que en una casa promedio se consumen 4 garrafones de 20 litros a la semana, son 80 litros y al mes son 160 litros, con un costo de 80 a la semana y 360 al mes, cómo podrán constatar el costo es enorme.

Cierto que llevan un proceso de potabilización con base en Norma Oficial Mexicana, pero les contaré que en Estados Unidos y en países europeos se consume agua del grifo, por ejemplo en Madrid el agua procede de los pantanos agua expuesta en la superficie, en donde hay paseos, competencias acuáticas, etc. pero se cuenta con un proceso de potabilización con base en norma y en segundo lugar, la red hidráulica es óptima y la operatividad permite que no existan los famosos tandeos y es agua que se bebe, agua para el consumo humano. Es el mismo caso en los Estados Unidos.

Ahora bien imaginen que una empresa como la que ostenta un mal llamado título de concesión hubiese invertido realmente en infraestructura de conformidad con los parámetros de eficiencia y que garantice calidad del agua con base en la Norma Oficial Mexicana, usted podría beber agua del grifo y ahorraría cantidades enormes de dinero. Como podrán ver el negocio es redondo el metro cúbico es caro, además ineficiente en el servicio, que deteriora las redes de abastecimiento.

Ahora imaginen ¿cuál podría ser el escenario?, cómo han alegado directivos de empresas como Nestlé que el agua es un bien económico, desconociendo el carácter de humano, pues claramente se ve cuál es su intención, porque recordarán queridos lectores, que en este espacio he comentado el mal que ha generado la visión antropocéntrica de que es un bien humano, porque al decirlo así se fomenta el carácter privatizador que sea susceptible de que lo tengan personas físicas o morales, el agua existe antes que la humanidad, ni siquiera es patrimonio de la naturaleza, porque no es un patrimonio, es parte de la misma naturaleza y no es susceptible de apropiarse, puede usarse, gozarse y disfrutarse, para fomentar el desarrollo económico y mejorar la calidad de vida, pero convertirlo en un bien privatizado es un gran riesgo porque se obligaría a consumir agua embotellada, si ya lo hacemos en forma de leche, jugos y refrescos, ustedes pueden ver la gran ganancia que ahí se refleja.

Es importante visualizar y establecer políticas públicas, así como esquemas que permitan que el agua del grifo se pueda beber sin riesgos, porque esa sería una de las circunstancias que además de contribuir a un mejor ambiente al erradicar los plásticos, porque ello puede contribuir a que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.com   twitter: @saul_saalflo