La elección presidencial en Estados Unidos, el desenlace del “Brexit” y el aumento de las tasas de interés de la FED, son los principales factores que mantendrán la inestabilidad cambiaria en el país de aquí a terminar el año, afirmó Gerardo Sánchez Herrera, especialista financiero y consultor independiente en materia de inversiones.

Explicó que apenas el año pasado, el tipo de cambio estaba todavía en 16 pesos pero con una serie de factores que se han sumado, han dado por resultado una devaluación técnica del peso frente al dólar de manera impresionante, de tal suerte que ahora el tipo de cambio rasga los 20 pesos por billete verde.

Indicó que las proyecciones que hay por parte de analistas financieros es que, durante el segundo semestre del año, el tipo de cambio pudiera incluso llegar a los 20 pesos, sin embargo, al cierre del año lograría la estabilidad para quedar en 18.50 pesos por dólar.

Entre los eventos que mantienen a los inversionistas a la expectativa sobre la moneda estadounidense está sin duda la elección a la presidencia de los Estados Unidos, el primer martes de noviembre, en donde Donald Trump no deja de ser una seria amenaza que podría desestabilizar los mercados internacionales, sobre todo en México, por su notable xenofobia y por las advertencias que ya ha hecho durante su carrera hacia la presidencia.

Ha hablado de construir muros, de eliminar derechos conquistados por los migrantes mexicanos, de afectar las remesas con impuestos, y todo ese discurso ha predispuesto al sector inversionista en el mundo con intereses en México, de tal forma que, la expectativa de un eventual triunfo, influye en el mercado de divisas.

Otro factor de presión a nuestra moneda, dijo, es el previsible incremento de las tasas de interés de parte de la FED en Estados Unidos, para el último trimestre del año, que ejercería nuevamente una presión importante que podría desestabilizar el mercado cambiario y modificar las expectativas que en este momento hay respecto de la paridad peso-dólar.

“Obviamente, cuando la FED aumente sus tasas, aquí, Agustín Carstens seguramente hará lo mismo, y tendremos que ver en qué proporción lo haga”, dijo el especialista.

Estos dos fenómenos que van a ocurrir en el vecino país del norte, son los que tienen nerviosos a los inversionistas, y en este escenario, dijo, se debe considerar el efecto que causará a la economía mundial la salida de Gran Bretaña de la Comunidad Económica Europea, cambios que traerán consecuencias sobre la economía de México.

Aunque Gran Bretaña mantiene un volumen comercial de poco más de 5 mil millones de dólares al año con México, que no se compara con los 495 mil millones de dólares al año que sostiene con Estados Unidos, la simple salida de aquel país de ese mercado regional supone un impacto económico fuerte a la economía del mundo de la que México seguramente no escapará.

Con todos estos factores, Gerardo Sánchez Herrera dijo que el dólar podrá llegar incluso a los 20 pesos en el trayecto de aquí a diciembre, pero sería muy complicado y difícil sostener en esos niveles la paridad, por lo que supone, dijo, habrá una sensible baja al tipo de cambio para quedar en unos 18.50 por dólar.