Ante la venta indiscriminada de medicamentos en tianguis, en la vía pública e internet, las autoridades sanitarias alertan a la población sobre los riesgos que corren al consumirlos.

La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), pidió a las autoridades estatales de salud, orientar a la población sobre este gran problema, de ahí que antes de comprar un medicamento por internet, debe considerarse que existe la posibilidad de que entre el 50% y 90% sean irregulares; se corre el riesgo de que contengan compuestos diferentes: una gran mayoría no han comprobado su calidad, seguridad y eficacia, además de no contar con un registro sanitario.

No se debe confiar en ofertas fuera de lo común, ya que los medicamentos originales tienen un precio estándar en el mercado formal; las ofertas desproporcionadas pueden referirse a medicamentos caducos, falsificados o que no cuentan con un registro sanitario.

Cuando se compran medicamentos en la vía pública o en tianguis, no existe la certeza de que sean originales; se desconoce su procedencia, pueden ser robados o irregulares y su consumo puede agravar el padecimiento, poniendo en peligro al paciente

Se encuentran sobre el piso o en una mesa, expuestos al polvo, al sol o a fauna nociva, perdiendo calidad, seguridad y eficacia. Comprar medicamentos en lugares irregulares, además de violar la ley, ocasiona que el consumidor corra riesgos a la salud.

El fármaco que se adquiere no cuenta con eficacia comprobada y no tiene información de su fabricación, por lo que la materia prima pudiera estar contaminada o caduca.

La Cofepris insistió en que los medicamentos deben comprarse directamente en las farmacias, que son reguladas por las autoridades sanitarias.

Comprar barato es comprar problemas a la salud, por lo que la gente no debe dejarse enganchar con ofertas engañosas y peligrosas.