Se vale cobrar, pero por las buenas

El subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, hizo un llamado a las instituciones financieras que contratan despachos para la gestión de su cartera, para que se apeguen a las sanas prácticas de actuación en beneficio de los usuarios.

Luego, recordó que debido a las faltas en que incurren algunos despachos de cobranza, el Congreso de la Unión aprobó reformas al Código Penal Federal y en caso de ser promulgadas, se haría una adhesión del artículo 284 Bis y se sancionaría con uno a cuatro años de prisión y multa de 50 mil a 300 mil pesos a quien lleve a cabo la actividad de cobranza extrajudicial ilegal.

Agregó que las reformas prevén que si se utilizan documentos o sellos falsos, la pena y la sanción económica aumentarían una mitad. Si se incurre en usurpación de funciones o de profesión, se aplicarían las reglas del concurso de delitos señalado en el Código Penal Federal.

Lo anterior, debido a que son constantes las quejas porque a las seis de la mañana suena el teléfono de los usuarios financieros y contestan la llamada sólo para escuchar amenazas de embargos y acciones invasivas.

Ante la aprobación de la Reforma Financiera, un despacho de Cobranza puede y debe al principio de la llamada o la visita, identificarse y solicitar el pago de la deuda de una forma cordial y respetuosa. Puede realizar llamadas o presentarse únicamente entre las siete de la mañana y las diez de la noche.

Además, no puede amenazar, ofender o intimidar al deudor, a sus familiares o cualquier otra persona que no tenga relación con la deuda; ni enviar cartas o documentos que aparenten ser escritos judiciales, en donde amenacen de embargo o irrupción en la vivienda, precisó.