Entraron en vigor las modificaciones y adiciones a diversos artículos de Código Municipal de Aguascalientes y con ello, hay nuevas restricciones a los comerciantes, principalmente en el centro de la ciudad; ya no se renovarán permisos y gradualmente se despejará de vendedores ambulantes, los que serán reubicados.
No podrán otorgarse nuevos permisos para comerciantes ambulantes en el Poligonal del Centro Histórico, así como en las zonas o bienes que hayan sido declaradas como Patrimonio Cultural Histórico por parte del gobierno federal, estatal o municipal.
No podrán otorgarse permisos para comerciantes, sobre avenidas o cruceros principales, ni en los accesos o frente a las instituciones religiosas, públicas o de salud; tampoco a menos de 100 metros de coladeras, caimanes y contenedores; a menos de cinco metros de distancia de una avenida primaria y principal, exceptuando los vendedores de periódicos o revistas.
En caso de renovación de los permisos otorgados a comerciantes fijos, semifijos, ambulantes, fiestas tradicionales ubicadas dentro de la zona centro, en ningún caso constituirán precedente de obligatoriedad para el municipio; y habrán de ajustarse a las necesidades urbanísticas del momento.
Para los comerciantes la dimensión máxima de un puesto será de tres metros por dos de fondo y la altura no debe exceder de dos metros.
Los comerciantes deberán responder por los daños y perjuicios que ocasionen por sujetar cuerdas y tirantes de las ventanas, árboles y postes; o cualquier avería motivo de su actividad.
Deben asear el puesto y áreas anexas, no exceder el volumen del sonido de los alto-parlantes, estéreos, radios, que produzcan sonido estridente o molestia a los vecinos y público en general.
Se sancionará con uno a 40 días de salario mínimo general vigente, suspensión o cancelación de las actividades del giro, cuando no cumplan con la normatividad aplicable.