Se suicida en una tienda de zapatos

Aparentemente estaba deprimido por problemas familiares

José de Jesús López de Lara

Un custodio de la empresa SEPSA se suicidó anoche de un balazo en la cabeza, en el interior de la tienda Price Shoes que se ubica en el Centro Comercial “El Dorado”.
El suicida fue identificado como Ricardo Adame Jaime, de 35 años, con domicilio en la colonia Insurgentes.
Los trágicos hechos se registraron aproximadamente a las 19:11 horas del sábado, en el interior de la tienda Price Shoes que se ubica en la avenida Las Américas No. 1701 y esquina con la calle República Mexicana, en el fraccionamiento Las Américas.
Lo anterior provocó una gran movilización de policías estatales que llegaron en las patrullas AG017 y AG082; así como policías preventivos en las unidades 0616-B1 y 0110-B1; así como agentes de la FGE.
De igual forma llegaron agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.
De acuerdo con las investigaciones llevadas a cabo por los agentes del Grupo Homicidios de la PME, se estableció que el suicida Ricardo Adame Jaime trabajaba como guardia de seguridad privada de la empresa SEPSA.
Estaba comisionado a la vigilancia de la tienda Price Shoes que se ubica en el Centro Comercial “El Dorado”.
Al momento de los hechos, se encontraban en un cuarto de armería junto con su compañero Rodrigo Medellín Torres, de 44 años, con domicilio en la colonia Ex Ejido Ojocaliente.
Minutos antes, ambos custodios habían llegado en una camioneta blindada de SEPSA marca Chevrolet Tornado pick up, color blanco, con matrícula MRZ-6329 del estado de México.
Repentinamente, Ricardo Adame Jaime tomó la pistola marca Glock calibre .380 que tiene a su cargo su compañero Rodrigo Medellín Torres.
Precisamente, este guardia de seguridad informó que escuchó que cortaban cartucho, por lo que al voltear vio a su compañero con la pistola en su mano. Al tratar de quitársela, Ricardo Adame Jaime lo amagó para que no se acercara y enseguida se dio un balazo en la cabeza, cayendo de espaldas y quedó tirado en el suelo boca arriba.
A la escena del suicidio llegaron las ambulancias 018 y 019 de Cruz Roja, pero los paramédicos confirmaron la muerte del custodio.
Aparentemente, Ricardo Adame Jaime tenía varios días de estar deprimido debido a problemas familiares.