CDMX.- A Sebastián Rulli sus 41 años le sientan espléndidamente porque se siente en total plenitud tanto en lo profesional como en lo personal.
“Después de haber pasado por tantas y tantas etapas en la vida uno va madurando, reconociendo errores, virtudes y aciertos. Ahora mismo me siento pleno, disfrutando mucho lo que me está pasando y con ganas de seguir haciendo las cosas mejor”, compartió el actor.
El argentino cumplió años el miércoles, pero la producción de Tres Veces Ana, telenovela que protagoniza junto a su pareja, Angelique Boyer, le partió ayer un pastel en una locación de Coyoacán.
“Yo amanecí como el hombre más feliz del mundo, acompañado de mi mujer, a mi lado; así que ese es el mejor regalo que pude tener en la vida”, dijo. (Fidel Orantes/Agencia Reforma)

Compartir
Artículo anteriorAdiós piropos
Artículo siguienteSu tiempo vale oro