MONTERREY.- En los 45 años que tiene de carrera, a José María Napoleón nunca le ha faltado trabajo, pero no puede negar que con su reciente álbum vive un segundo aire en la música que lo ha hecho sentirse ¡de 26 años!
El originario de Aguascalientes se presentará el viernes 14 de octubre en el Auditorio Banamex, donde tendrá como invitados a Manoella Torres, Luis Humberto Navejas (del grupo Enjambre) y a su hijo José María.
“Siempre me ha ido muy bien, pero no cabe duda que traer un disco como éste (Vive, de éxitos), con arreglos tan distintos porque están vestidos de una manera muy diferente, es maravilloso. Me siento como niño con juguete nuevo”, dijo el cantautor, de 67 años.
A unos meses de haber salido al mercado, aseguró, el material logró Disco de Platino y Disco de Oro por sus altas ventas.
“Otra vez me siento como de 26 años”, comentó emocionado, “digo esa edad porque fue cuando gané el Festival de la OTI; cuando canté mi canción ‘Vive’ tenía yo 25 años. Para mí es importantísimo, es otra vez revivir la historia”, agregó.
“Encontrarme con el espejo, con mis arrugas, mis canas, siempre con mi actitud hacia adelante. Dios siempre me ha ayudado muchísimo, siempre le digo: ‘ayúdame a ayudarme’, no me quedo sentado, voy y lucho. No digo que no a ninguna entrevista, voy a todas las firmas de discos, siento que el hombre es tan grande como sus sueños y tan pequeño como su voluntad para alcanzarlos”.
Quienes han seguido de cerca la carrera del hacedor de éxitos como “Hombre”, “Eres” y “Pajarillo” saben que sus inicios fueron en Monterrey.
Aunque es de Aguascalientes, el destino se encargó de que fuera en el programa Buscando Estrellas, que conducía el desaparecido Rómulo Lozano, la puerta para dar el primer paso en la música.
En ese entonces, Napoleón era un adolescente y lo suyo eran los toros. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)

Compartir
Artículo anterior¡Viboritas!
Artículo siguienteJuran amarse