Vislumbran altas expectativas en producción de hortalizas para exportación de cebollas y lechuga, e incremento de cultivos alternativos, que permitirán cosechas en una superficie estimada de casi ocho mil hectáreas, destacó el gerente del Comité Sistema Producto Hortaliza de Aguascalientes, Carlos Serrano Rangel.
Manifestó que la productividad de los cultivos de hortalizas en la actualidad está vinculada a la inversión en invernaderos y sistemas tecnificados que dan mayor calidad a los alimentos, lo que redunda en mejores precios de venta.
En la medida en que un productor no invierte para mejorar sus cultivos, la capacidad de obtener ingresos se limita a la obtención de precios de compra bajos, además de estar fuera del mercado de exportación o productos gourmet.
En este ciclo agrícola la superficie cultivable creció de manera significativa en diversos productos que generan buenos precios por las condiciones climatológicas y de comercialización, subrayó.
Señaló que adicionalmente se ampliaron los cultivos de siembra en chile y tomatillo, con una importante demanda que podría favorecer el precio, al considerar que otras producciones en estados del occidente no han sido favorecidas con una producción relevante.
Serrano Rangel detalló que dentro de este ciclo se dio un gran realce a la siembra de espárragos, entre otras hortalizas que no son habituales de la región, pero que ofrecen mejores ingresos por su demanda en el mercado.
Agregó que la producción de chile pasilla y cebollas puede dirigirse al mercado de exportación en Estados Unidos, así como los pepinos.
Refirió que la producción de jitomate es el único cultivo que vio reducida la superficie de producción, luego de que el año pasado se redujera el precio de venta de este alimento.