Vecino del fraccionamiento Jardines de la Cruz a punto estuvo de sufrir horrenda muerte. Su casa fue presa del fuego. Milagrosamente sólo sufrió lesiones leves.
Las llamas consumieron algunos muebles y causaron daños en la infraestructura del inmueble. Se presume que el siniestro fue accidental aunque no se precisó la causa.
A decir de algunas personas, la vivienda es usada como refugio de alcohólicos y adictos a la droga.
Ayer, el servicio de emergencia recibió el reporte de que en las calles Paseo de la Cruz y Sauce, en el sector ya mencionado, una vivienda estaba ardiendo. De inmediato acudieron elementos de la Policía Preventiva, del H. Cuerpo de Bomberos y paramédicos.
Ya en el lugar confirmaron la emergencia. Se acordonó la zona d peligro y simultáneamente indagaron si había personas en el interior. Los vecinos informaron que el dueño sí estuvo adentro pero logró ponerse a salvo. Que sólo sufrió lesiones leves. Fue ubicado y los paramédicos le brindaron primeros auxilios. Concluyeron que no ameritaba traslado al hospital.
Por su parte, los bomberos se concentraron en apagar el incendio. Durante varios minutos trabajaron intensamente hasta que la emergencia quedó bajo control. Al efectuar la revisión final se dieron cuenta de que el fuego consumió algunos muebles, prendas de vestir, y dañó parte de la vivienda.
Valga reiterar que, según testimonio de vecinos, el domicilio es sitio de reunión de alcohólicos y adictos a la droga. Aunque al suscitarse el siniestro no estaban en el lugar, excepto el dueño, quien estuvo a punto de morir atrapado en ese infierno.