José de Jesús López de Lara

Una impresionante movilización policiaca se registró el sábado por la tarde en el fraccionamiento Mujeres Ilustres, después de que dos sospechosos que viajaban a bordo de una motocicleta, intentaron asesinar a un policía preventivo del Destacamento “Terán Norte”, al momento en que los detuvo para someterlos a una revisión de rutina.
Uno de los motociclistas que llevaba una pistola tipo escuadra, le apuntó a la cabeza y le disparó con la intención de matarlo, pero el arma se le “encasquilló” y esto evitó la tragedia.
Los sospechosos lograron escapar en la motocicleta y aunque se implementó un impresionante operativo en el que participaron policías estatales, policías ministeriales y oficiales de la SSPM, no fueron capturados.
Los violentos hechos se registraron el sábado por la tarde, cuando un policía preventivo que patrullaba el fraccionamiento Mujeres Ilustres, detectó a dos individuos que se desplazaban a bordo de una motocicleta, haciéndolo a exceso de velocidad y sin portar el casco de protección.
El oficial decidió seguirlos y ordenarle al conductor que detuviera la marcha, lo cual hizo metros más adelante.
Mientras tanto, el oficial -cuya identidad se omite por razones de seguridad-, también detuvo la marcha y tras descender de la patrulla se dirigió hacia los motociclistas, a fin de llevar a cabo una revisión de rutina.
Sin embargo, al acercarse a los sospechosos, repentinamente el sujeto que viajaba en la parte trasera de la motocicleta, sacó una pistola tipo escuadra y le apuntó a la cabeza al policía preventivo, al tiempo que jalaba el gatillo con la intención de matarlo.
Pero debido a que el arma se “encasquilló”, los sospechosos no lograron su objetivo y aprovecharon la confusión para escapar en la motocicleta con rumbo al oriente de la ciudad.
Mientras tanto, el asustado policía de inmediato reportó por frecuencia de radio lo sucedido y solicitó apoyo a sus compañeros.
Tras lo anterior se implementó el impresionante despliegue policiaco que se extendió a varias colonias de la zona oriente, sur y norte de la ciudad, en el que policías estatales, policías preventivos y agentes de la FGE se dieron a la tarea de buscar a los motociclistas, pero con resultados negativos.
Cabe destacar que el oficial que estuvo a punto de ser asesinado, sufrió una fuerte crisis nerviosa, por lo que a bordo de una ambulancia del ISSEA fue trasladado al HGZ No. 2 del IMSS para ser estabilizado, tras la crisis que experimentó al estar al filo de la muerte.