Antonio Baranda y César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 18-Ago .- El Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, rechazó ayer que la Policía Federal (PF) ejecutara a 22 personas en Tanhuato, Michoacán, como concluyó la CNDH.
Afirmó que la corporación recurrió al uso de armas de fuego para repeler una agresión de integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación, que incluyó un fusil tipo Barret y un lanza misiles.
Acompañado del Jefe de la PF, Enrique Galindo, Sales sostuvo que el uso de la fuerza no sólo fue necesaria, sino proporcional.
“Se actúa, a nuestra consideración, en legítima defensa. La actuación de las fuerzas federales fue absolutamente racional ante un escenario hostil, con tiradores desde diversos puntos.
“No creemos, pues, que se configure la hipótesis de ejecuciones arbitrarias”, dijo en conferencia.
El Comisionado insistió en que los policías federales se identificaron, exigieron a los agresores que depusieran las armas y se entregaran, pero la respuesta fue disparos de arma de fuego.
Para muestra, dijo, un policía murió y otro resultó herido; tres vehículos terrestres y un helicóptero fueron impactados; y la PF aseguró en el lugar 39 armas de fuego y 3 mil 914 cartuchos útiles.
“Todas las pruebas de radizonato de sodio dieron positivo en los cuerpos registrados y también los exámenes toxicológicos practicados dieron positivo”, argumentó.
No obstante, Sales dijo que aceptarán la recomendación emitida por la CNDH por los hechos acontecidos el 22 de mayo de 2015 en el rancho El Sol.
La finalidad, dijo, es contribuir a que la investigación del caso se siga de forma imparcial, sustentada en pruebas científicas y con elementos objetivos sean valorados en su conjunto.
Tras llamar a concretar una ley sobre el uso de la fuerza, añadió que esperará a la determinación de la PGR en este caso, para proceder a reparar el daño a las víctimas.
El Ombudsman Luis Raúl González Pérez consideró que la respuesta de la CNS fue prematura.
“Los exhorto, los invito, a que revisen (la recomendación), sería prematuro que antes de revisar este material hubiese una respuesta.
“Se me haría aventurado que se señalara antes de que conocieran el expediente completo. Son cerca de 600 páginas y anexos de otras 200”, precisó.