La producción tradicional de ajo en Aguascalientes entró en fase de recuperación, tras la obtención de 1,600 toneladas de las variedades perla y jaspeado, luego de que el año pasado se presentaron afectaciones por causa de las precipitaciones tempranas del mes de mayo, que afectaron los rendimientos y la calidad comercial del producto.
El gerente del Comité Sistema Producto Ajo, Hostilio Torres Robles, señaló que este año los productores tienen un buen precio en la venta de la cosecha de las 146 hectáreas levantadas al cierre de este ciclo productivo.
Detalló que los productores se encuentran realizando actividades de limpieza y empaque del producto para su comercialización, la cual se realiza principalmente en el mercado local, nacional y en Estados Unidos.
Torres Robles señaló que en este ciclo se sembraron 100 hectáreas de la variedad jaspeado y sólo 46 de ajo perla, debido a los problemas que tuvieron para obtener la semilla en el ciclo pasado, por las condiciones de humedad registradas a principios del año pasado.
En este ciclo, la actividad agrícola contó con la participación de alrededor de 30 productores, que a su vez generan un importante número de empleos como jornaleros o mano de obra requerida para la selección de la semilla, desgrane, tratamiento, labores de cultivo en el predio y siembra totalmente a mano.
Se estima que en esta labor participan 42 personas en una hectárea, con actividades que van desde el proceso de desarrollo de la planta, hasta concluir con la cosecha.
Indicó que las hectáreas de cosechas del ciclo agrícola otoño-invierno se desarrollan principalmente en los municipios del norte del estado como Rincón de Romos, Cosío, Tepezalá y Pabellón de Arteaga.
Cabe señalar que la producción de ajo es una actividad de tradición en el estado y este sector se encuentra en recuperación, luego de que el año pasado se presentaron afectaciones por causa de las precipitaciones tempranas del mes de mayo, que afectaron los rendimientos y la calidad comercial del producto.