Espectacular convivio fue el colofón del Golf Ávila Cup, al realizarse ayer la séptima edición en el Club Pulgas Pandas con la presencia de un gran número de jugadores, en su mayoría japoneses que ya radican en Aguascalientes y cuyo homenaje lo hacen en reconocimiento al ingeniero Armando Ávila Moreno, por su liderazgo y su bonhomía, así como su calidad humana para hacer amigos.
Ejecutivos de las empresas Nissan, Jatco México, Compas, Yorozu Mexicana, Nicometal, Advanced Composites Mexicana, Sistema de Arneses K&S Mexicana, San-S, Tachi-S, Unipres, Calsonic Kansei Mexicana, Sanmex, se dieron cita para participar en esta séptima edición del torneo Ávila Cup, que de nueva cuenta se llevó a cabo en el Club Pulgas Pandas, donde el licenciado Guillermo Olguín Lozano, presidente del Consejo Directivo del club, les ratificó a los golfistas japoneses, que Pulgas Pandas es su casa.
Por su parte el profesor Candelario Moreno Piña, director de golf, al tomar la palabra dijo que la disciplina y respeto que muestran los golfistas japoneses en Pulgas Pandas es encomiable, pues todo lo hacen apegado al reglamento y eso es de reconocerles.
El anfitrión de la sensacional fiesta, ingeniero Armando Ávila Moreno y su esposa Blanca, quienes en todo momento estuvieron al pendiente de atender a sus invitados desde su llegada y su estancia en el Jardín Ávila.
Luego de la comida, se llevó a cabo la ceremonia de premiación, en la que los organizadores Yosuhiro Sato y Hiroshi Yamada, invitaron al ingeniero Armando Ávila Moreno, al licenciado Guillermo Olguín Lozano, al profesor Candelario Moreno Piña y al profesional de golf, Jesús Adrián Cruz a realizar la entrega de trofeos llamando a cada uno de los grupos hasta llegar al fivesome campeón, mismo que estuvo integrado por Seiichiro Imanaga, Takayuki Kurata, Junichi Sugiyama, Junichi Utsumi y Atsushi Kato, quienes se coronaron al sumar un total de 65 golpes, recibiendo un bonito trofeo cada uno de ellos como testimonio de su campeonato.
Asimismo el grupo de ejecutivos, le hizo entrega de un reconocimiento especial al ingeniero Armando Ávila Moreno, mismo que recibió acompañado por su esposa Blanca, ante una gran porra y aplausos.
Eso fue en lo deportivo, pues la fiesta apenas estaba por empezar y al ritmo del mariachi con la canción “Guadalajara” interpretada por Ávila Moreno, comenzó el desfile por el karaoke, tanto en español, como en japonés. Una fiesta para recordar, o mejor dicho inolvidable…