Se realizó ayer la peregrinación de las Antorchas hacia Catedral

La devoción del pueblo de Aguascalientes a la Virgen de la Asunción, quedó de manifiesto con la tradicional peregrinación de las Antorchas, que como parte de los festejos del quincenario en honor a la patrona de los aguascalentenses, se llevó a cabo ayer, partiendo de la Avenida Francisco I. Madero hacia la Catedral Basílica.
Previo a las festividades del quincenario que dan comienzo hoy con las peregrinaciones de todas las iglesias del estado y foráneas, centenares de fieles católicos pertenecientes a todas las parroquias que forman parte de la Diócesis de Aguascalientes, entre las que destacaron la Parroquia del Buen Pastor, Sagrado Corazón de Jesús, Purísima Concepción de María, San Juan Bosco y la Asociación de Salesianos, se dieron cita en la Plaza de la Patria para realizar la marcha, como signo de la Luz de María.
Los feligreses ahí reunidos, caminaron hacia el altar de la iglesia, enmarcado por un ambiente religioso con cánticos y el rezo del santo rosario.
En representación del excelentísimo Señor Obispo, Monseñor José María de la Torre Martín, el Vicario Episcopal de Pastoral, Javier Cruz Muñoz, los recibió en las puertas del atrio de la iglesia, en donde les dio una cálida bienvenida a la casa del Padre.
Al encabezar la paraliturgia, el oficiante dirigió un breve mensaje a la concurrencia, en el que resaltó el verdadero sentido de las festividades del año jubilar y de la Misericordia.
“Las antorchas, tienen como sentido la luz que nos guía a la casa del Padre, abriendo el camino de la fe y tener un acercamiento con María. La experiencia que tuvo María, cuando el Arcángel San Gabriel le anuncia que procreará al hijo de Dios, es un regalo, puesto que Jesús es el rostro de la Misericordia y siendo ella su madre, comparte ese don”.
Antes de dar la bendición, invitó a los fieles a acercarse a María Madre de Misericordia y a renovar a través de ella, la fe católica, para ser verdaderos hijos de Dios.