Los diputados dan marcha atrás, y en consecuencia persiste el fuero que da inmunidad a los funcionarios públicos.

Como se recordará, el pasado día 22, en reunión de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales del Congreso, se aprobó el dictamen tendiente a la eliminación del fuero, en relación a la iniciativa que presentó el Grupo Parlamentario de Nueva Alianza y por su parte, el diputado panista Mario Alberto Álvarez Michaus.

Incluso, ese día, Álvarez Michaus solicitó retirar su iniciativa, pero los integrantes de la Comisión la hicieron propia y suscribieron la misma los legisladores María de los Ángeles Aguilera Ramírez, Jorge Varona Rodríguez y Luis Fernando Muñoz López.

Acordaron aprobar el dictamen, “ya que se había avanzado en el trabajo en cuanto a su análisis y acopio de información, además de reconocer que es una demanda ciudadana”.

Ese día, la presidenta de la comisión, María de los Ángeles Aguilera, aclaró que esta reforma a la Constitución local, no implica que los legisladores pierdan la protección en cuanto a su libre expresión de ideas en el ejercicio parlamentario.

Sin embargo, luego de ser aprobado el dictamen, que sin duda avalaría por mayoría el Pleno Legislativo, en la sesión del Congreso de ayer, las cosas dieron un vuelco y en consecuencia, el fuero continuará.

Ello motivó discursos encontrados entre las diversas bancadas; para el PAN no se puede eliminar el fuero mientras la Fiscalía General no dé garantías de independencia y temen que tome revancha contra diputados y regidores; para el PRI debe eliminarse el fuero, porque es una demanda ciudadana de antaño.

El salón de sesiones estuvo abarrotado tanto por gente que exigía la eliminación del fuero, como por manifestantes a favor y en contra del matrimonio natural; gritos y descalificaciones entre unos y otros, convirtieron en herradero el salón de sesiones.

Se contabilizaron 17 votos a favor de que se eliminara el fuero y por tratarse de una reforma constitucional, se requerían 18.

Se trata de los siguientes diputados: Armando Acosta, PRD; Jorge Varona, PRI-PVEM; Eduardo Rocha, PRI-PVEM; Oswaldo Rodríguez, Movimiento Ciudadano; Verónica Sánchez, PRI-PVEM; Ángeles Aguilera, PRI-PVEM; Lourdes Dávila, PRI-PVEM;

Marco Arturo Delgado, PRD; Fernando Díaz de León, PRI-PVEM; Norma Guel, PRI-PVEM; Gilberto Gutiérrez, PRI-PVEM; Enrique Juárez, PRI-PVEM; Juan Manuel Méndez, PRI-PVEM; Luis Fernando Muñoz, PRI-PVEM; Anayeli Muñoz Moreno, PRI-PVEM; Juan Francisco Ovalle, PRI-PVEM; Jesús Rangel de Lira, PT.

Hubo un voto en contra de eliminar el fuero, el de Leonardo Montañez Castro, del PAN y ocho abstenciones (ni con Dios ni con el diablo): el de Israel Sandoval Macías, PAN; Adolfo Suárez Ramírez, PAN; Mario Álvarez Michaus, PAN; Salvador Dávila, Nueva Alianza; Sylvia Garfias, PAN; Martha Márquez, PAN; Rosaura Moreno Serna, Nueva Alianza; Ulises Ruiz Esparza de Alba, PAN.

Estuvo ausente de la sesión Juan Antonio Esparza Alonso, PRI-PVEM, con este voto del priísta, el PRI hubiera logrado los 18 votos que requería para eliminar el fuero.

Por tanto, los grupos mayoritarios del PRI y PAN, contribuyeron a que continúe vigente el fuero, turnándose el dictamen a archivo definitivo.