José de Jesús López de Lara

Agentes del Grupo de Reacción de la Policía Estatal que participaban en un operativo en el fraccionamiento Villas del Puertecito, capturaron a dos hombres y una mujer que aparentemente están relacionados con un grupo de la delincuencia organizada que opera en Aguascalientes.
Los sospechosos fueron interceptados cuando se desplazaban a bordo de un automóvil Chevrolet Aveo, color rojo, con placas de circulación de Aguascalientes.
Uno de los detenidos es originario del estado de Tamaulipas y cuenta con antecedentes delictivos.
Se trata de Víctor Hugo, de 22 años. Este peligroso sujeto había sido detenido por policías federales en Matamoros, Tamaulipas, a bordo de una camioneta blindada y en posesión de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea de México.
Los otros dos sospechosos fueron identificados como José Alejandro, de 26 años, quien cuenta con antecedentes penales por delitos contra la salud; así como Alba Esther, de 26 años.
Los tres sospechosos pretendieron engañar a los policías estatales, al hacerse pasar el conductor como chofer de UBER y el otro hombre y la mujer como sus pasajeros.
La captura de estas tres personas se registró el sábado por la noche, cuando policías estatales del Grupo de Reacción llevaban a cabo un operativo de vigilancia en el fraccionamiento Villas del Puertecito.
Al circular las unidades policiacas por la avenida Paseos del Puertecito, detectaron un coche Chevrolet Aveo, color rojo, con placas de Aguascalientes, que se desplazaba en sentido contrario y con las luces apagadas.
Cuando el conductor de la unidad automotriz detectó la patrulla de la Policía Estatal, decidió dar vuelta en “U” y aceleró la marcha para darse a la fuga.
Lo anterior no pasó desapercibido por los policías estatales que fueron en su persecución, al tiempo que pedían apoyo a otras unidades policiacas.
Fue a la altura del cruce con la calle Río Aguanaval, donde la patrulla de la Policía Estatal le cerró el paso al coche Chevrolet Aveo y obligó al conductor a detener la marcha.
De inmediato, los policías estatales bajaron de la unidad policiaca y amagaron con rifles de asalto y pistolas de cargo al conductor y a los dos acompañantes, quienes no opusieron resistencia.
El conductor del vehículo que se identificó como Víctor Hugo, les indicó a los policías estatales que le dieran “chance”, ya que era chofer de UBER y tenía que llevar a los dos pasajeros a su destino.
Sin embargo, los agentes del Grupo de Reacción de la Policía Estatal lo notaron sumamente nervioso, además de que presentaba un golpe en el rostro.
Asimismo, al solicitarle que les mostrara el teléfono celular para comprobar lo que decía, dicho sujeto les comentó que trabajaba por su cuenta.
Debido a lo anterior los estatales decidieron someterlo a una revisión de rutina y le encontraron fajada a la cintura una pistola tipo escuadra calibre .380, con el cargador abastecido con siete cartuchos útiles.
Posteriormente, se pidió a los pasajeros José Alejandro y Alba Esther que descendieran de la unidad, siendo sometidos a una revisión de rutina sin que se les encontrara nada sospechoso.
Al revisar el interior del coche, se encontró una mochila que contenía un envoltorio con metanfetamina, así como una pequeña caja con marihuana.
Los tres detenidos fueron trasladados a la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría de Control Regional de Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), así como sujetos a investigación por parte de agentes federales de la AIC.