Centro de Justicia para Mujeres no brinda atención permanente. Mabel Haro Peralta, presidenta de la Asociación Iberoamericana para el Desarrollo de la Igualdad de Género, sostuvo que persiste la desatención a las féminas que son víctimas de violencia, ya que se imponen restricciones como la atención en determinado horario, lo cual es un obstáculo que impide que las mujeres tengan acceso a la justicia.

Lamentó que a pesar de la inversión realizada en la construcción de este centro donde se le brinda atención en exclusiva a las mujeres, a partir de las 15:00 horas se les niega atención a todas las personas que acuden, esto a pesar de que durante su inauguración se había anunciado que las denuncias se iban a poder levantar las 24 horas del día.

Mabel Haro lamentó que incluso el personal que ahí labora contribuye con su mala atención a que los horarios sean todavía más restringidos, pues en ocasiones han acompañado a mujeres víctimas de violencia a presentar una denuncia, sin embargo, al llegar al Centro de Justicia para Mujeres ya no las atienden a pesar de que apenas son las 14:00 horas, toda vez que se les niega la atención argumentando que ya no hay tiempo para atender su denuncia, haciéndoles extensiva la invitación a que se desplacen al Ministerio Público.

Sostuvo que esto trae múltiples dificultades para que se haga justicia, pues se debe hacer mucha labor de convencimiento para lograr que algunas féminas confíen en las autoridades para exponerles sus casos, pero con este tipo de actitudes se sienten desprotegidas, pues si no son siquiera atendidas, con menor razón se van a sentir protegidas.

Por último, la presidenta de la Asociación Iberoamericana para el Desarrollo de la Igualdad de Género mencionó que para que una víctima de violencia se decida a entablar una denuncia se lleva años, esto, debido al estado de conmoción que tiene por una sistemática violencia que se ejerce contra ella, para lo cual se requiere de mucho trabajo psicológico, el cual se ve afectado cuando no las atienden en las instituciones que fueron creadas para protegerlas.